Cada vez más terrazas y más problemas en Logroño

La llegada del buen tiempo ha vuelto a llenar las terrazas, que se reparten por todo Logroño. :: /Jonathan Herreros
La llegada del buen tiempo ha vuelto a llenar las terrazas, que se reparten por todo Logroño. :: / Jonathan Herreros

El Ayuntamiento de Logroño abrió el año pasado 109 expedientes a terrazas, que no paran de crecer y son ya 581 | Políticos, hosteleros y vecinos llevan desde enero dando vueltas a un borrador para cambiar la ordenanza y atajar los problemas

Javier Campos
JAVIER CAMPOSLogroño

Terrazas todo el año y, tras la entrada en vigor de la Ley Antitabaco del 2011, por cientos. La prohibición de fumar en bares, restaurantes y cualquier tipo de local hostelero que no estuviese al aire libre provocó una multiplicación sin precedentes que se vio reflejada en desde la pequeña mesa que se ubica en la puerta de muchos establecimientos a la barrica y desde la terraza de dos mesas y ocho sillas a ese gran espacio anexo en el que prolongar la actividad como una estancia más del negocio.

Más

La llegada del buen tiempo vuelve a poner de manifiesto que Logroño es ciudad de terrazas y lo hace, además, con la Administración local inmersa en idas y venidas con hosteleros y vecinos a fin de consensuar una modificación de la ordenanza reguladora de la instalación de terrazas de veladores de cuya necesidad lleva años hablándose. Denuncias y quejas recientes, además, no hacen sino añadir más presión a la ya de por sí difícil convivencia entre los intereses en juego.

Según los datos facilitados por el propio Ayuntamiento de Logroño a Diario LA RIOJA, a 25 de abril del 2018, la capital cuenta con un total de 581 terrazas, de las que 65 corresponden a barricas o mesas altas en el centro histórico y 45 a estructuras fijas (cerramiento y/o toldo) ancladas al suelo (dos de ellas en fase de montaje). Y, pese a lo que pueda parecer, no paran de crecer. Hace tan solo un año las licencias eran 558 (59 barricas en el Casco Antiguo y 40 con estructura fija). Ya en el 2016 se superaron por primera vez las 500, tras un aumento del 40% en cuatro años, pues en el 2011 las mismas se quedaban en las 300.

Informe de situación

El escenario
Terrazas en el conjunto de Logroño
581 a 25 de abril del 2018, 65 de ellas barricas o mesas altas en el Casco Antiguo y 45 estructuras fijas ancladas al suelo (cerramientos y/o toldos).
Las sanciones
Expedientes abiertos por Dominio Público
109 incoados en el 2017, 49 de los cuales han dado lugar a imposición de multas por parte del Ayuntamiento.
Denuncias de la Policía Local (para su posterior tramitación por Dominio Público)
9 durante el 2017, dos por ejercer la actividad sin licencia, tres por incumplimientos de horario de montaje y cuatro por haber clientes consumiendo fuera del horario establecido.
La normativa
Borrador inicial para la modificación de la ordenanza reguladora de la instalación de terrazas de veladores
Limitación de las terrazas en función del tamaño y el frente del local, aumento de la anchura mínima de acera necesario, así como de las distancias a fachadas, modificación de las condiciones de apilado, regulación de la publicidad... son algunas de las propuestas incluidas y que, desde el pasado enero, están siendo debatidas con los agentes implicados (desde colectivos vecinales a asociaciones hosteleras pasando por el CERMI).

«Partimos de la base de que hay mucha superficie de espacio público dedicada a terrazas y es algo que poco a poco hay que ir limitando, dentro del modelo de ciudad sostenible y accesible en el que todos estamos de acuerdo». Las palabras del concejal de Promoción Económica y Desarrollo Urbano Sostenible, Pedro Sáez Rojo, fueron el punto de partida para una modificación normativa que, oficialmente y tras varios intentos, se retomaba a principios de este mismo año.

Una modificación que, de entrada, ponía encima de la mesa un borrador, consensuado según se dijo, por PP, PSOE, Cambia Logroño y Ciudadanos -el PR+ se desmarcó-. Un documento que se gestaba con el objetivo de «preservar los intereses de hosteleros y clientes garantizando la accesibilidad de la vía pública y los derechos de vecinos y comerciantes». Y todo ello después de varios años en los que distintas voces del sector han venido advirtiendo de que lo que ahora existe es prácticamente de «imposible cumplimiento». Los expedientes sancionadores han estado a la orden del día, tanto como las quejas de colectivos vecinales protestando por el abuso del espacio público.

La realidad es que, con los datos oficiales en la mano, casi una de cada cinco terrazas ha sido expedientadas por infracciones de la ordenanza... decenas de incumplimientos y, por ello, decenas de sanciones. Según la información facilitada por el Ayuntamiento, durante el pasado 2017 desde Dominio Público (Movilidad) se incoaron un total de 109 expedientes sancionadores a terrazas, de los que nueve aún no se han cerrado. De los finalizados, 49 han dado lugar a imposición de multas. Los expedientes se abren por infracciones tales como «no poner marcas en el suelo, excederse del espacio, no cumplir con las normas de apilado...».

La Policía Local, que también actúa (aunque la tramitación de procedimientos sancionadores sobre terrazas es competencia de Dominio Público), cursó el pasado año nueve denuncias por los siguientes motivos: dos por ejercer la actividad de terraza sin licencia, tres por incumplimientos del horario de montaje de terraza, y hasta cuatro por clientes consumiendo fuera del horario establecido.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos