Los concejales ya no casan tanto

El Consistorio logroñés acogió 154 uniones civiles durante el 2017, frente a las 194 del año anterior, según la última estadística municipal

ÁFRICA AZCONA LOGROÑO.

El Ayuntamiento de Logroño celebró durante el 2017 un total de 154 matrimonios civiles, lo que supone 40 enlaces menos que en 2016, año en el que se alcanzaron 194 uniones, según la memoria de la Unidad Estadística municipal. El Consistorio sigue siendo un lugar especialmente demandado para este tipo de celebraciones, pero lo cierto es que cada vez hay más fórmulas para el dar el 'si quiero' que compiten con las bodas oficiadas por los concejales.

Hay municipios donde han querido innovar ofreciendo la posibilidad de que las bodas civiles, presididas por los representantes municipales, se celebren en algunos de los lugares más emblemáticos de la ciudad. En Logroño, de momento, el único escenario posible sigue siendo el Salón de Retratos de Alcaldes, donde este tipo de ceremonias se vienen celebrando desde hace más de 28 años, con un balance de 2.752 enlaces.

BODAS EN EL CONSISTORIO

AñoTotal
2018 28
2017 154
2016 194
2015 176
2014 179
FUENTE
Ayuntamiento de Logroño

En su día se planteó buscar otras localizaciones, como explica el concejal de Participación Ciudadana, Ángel Sainz Yangüela, pero la propuesta no prosperó. «Habilitar otros espacios supone interrumpir la actividad que se venga desarrollando en ese sitio», afirma el edil y pone como ejemplo la Casa de las Ciencias. «Si fuera uno de los lugares elegidos, se alteraría el desarrollo de las actividades», asegura.

Ángel Sainz Yangüela Concejal de Participación Ciudadana

Récord de bodas civiles

Sea como fuera, el caso es que las bodas civiles son las que más interés suscitan ente las parejas. Según la última estadística municipal, en el 2016 hubo 431 uniones civiles en Logroño frente a las 168 católicas. Además, hay que tener en cuenta que desde el 2016, un total de 53 parejas se han casado en la ciudad ante notario. En toda La Rioja, hubo 345 matrimonios católicos frente a los 801 civiles. Y no hay que olvidar las bodas ante notario, oficiales desde el 2016 y que desde entronces se han duplicado: hace dos años fueron 17; en el 2017, alcanzaron un total de 31 y en lo que llevamos de año se han formalizado cinco.

Con arco y sillas blancas

La boda civil no deja de ser un acto administrativo que podría solucionarse en unos minutos con una firma, como de hecho se hace en ocasiones en función del deseo de la familia protagonista, pero también las hay que buscan la mejor celebración en un día que consideran muy especial.

Entre las últimas tendencias en Logroño y su entorno están las celebraciones al aire libre, destacan bodas en las bodegas, fincas rurales y jardines.

Cada vez más se lleva la originalidad, pero entre las opciones más solicitadas están las que reproducen el escenario de una celebración típicamente norteamericana. «Sí, a los novios cada vez más les gusta celebrar su día como en las películas, con un gran arco decorado donde se sitúan los contrayentes y sillas blancas para los invitados», señalan en el Restaurante San Camilo, de Navarrete, uno de los destinos más solicitados por los novios de nuestra ciudad.

«Vienen con los papeles oficiales firmados y aquí se hace la representación, es como si se casaran pero en realidad ya vienen casados», explican desde San Camilo, donde el 75% de sus reservas para bodas durante este año son para uniones civiles que se celebrarán en sus más de 40.000 metros cuadrados de jardín. «Hace diez años las reservas llegaban por cuentagotas, pero ahora ya son la mayoría», indican desde el establecimiento hostelero.

En estas celebraciones, a diferencia del Ayuntamiento, donde la boda oficiada por el edil sí es oficial, el oficiante hace una representación con lecturas preparadas.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos