Una comisión impulsará las actuaciones pendientes del soterramiento del tren

Ambiente distendido momentos antes de iniciarse el pleno municipal a la una de la tarde, el último antes de las vacaciones de verano. :: justo rodríguez/
Ambiente distendido momentos antes de iniciarse el pleno municipal a la una de la tarde, el último antes de las vacaciones de verano. :: justo rodríguez

El acuerdo fue aprobado por unanimidad con la vista puesta en impulsar la segunda fase de la obra

ÁFRICA AZCONA LOGROÑO.

El Ayuntamiento constituirá a la vuelta de agosto una comisión especial donde se lleve a cabo el seguimiento del proyecto del soterramiento de las vías férreas del Ayuntamiento, un proyecto que debe volver a la primera escena municipal como convinieron ayer todos los Grupos de la oposición en piña en el último pleno municipal antes de cogerse las vacaciones. El órgano estará formado por miembros de todos los partidos, así como por técnicos municipales y de la propia Sociedad del Ferrocarril, tal y como se planteaba en la moción defendida por el PSOE y que encontró el apoyo de todos los grupos municipales, incluido el PP, que valoró la moción socialista como «algo positivo» y como una decisión que sigue a una grave crisis económica, aunque su portavoz, Pedro Sáez Rojo, quiso dejar claro que nunca se ha perdido el ritmo de esta macroinfraestructura viaria, «en la que se avanza diariamente con reuniones que no se hacen públicas».

La moción socialista, que persigue dar un impulso económico, incorporó una enmienda del PP en la que se establecía la necesidad de realizar una reunión periódica al menos cada seis meses y siempre y cuando se considere oportuno para ofrecer con periodicidad los avances que se van produciendo. Se trata, como señaló Sáez Rojo con talante abierto a la colaboración, de establecer un funcionamiento reglado. La portavoz socialista, Beatriz Arraiz, agradeció el apoyo de los grupos y el impulso político que de esta manera se da al soterramiento al que se refirió como «un tema de ciudad» y que permitirá abordar la esperada segunda fase, «la que va de Murrieta al Cristo» y para la que, dijo, ya hay contabilizado un presupuesto de 50 millones. «Para nosotros hay dos puntos urgentes que abordar: la conexión de Gonzalo de Berceo con Valdegastea y el Cuarto Puente con Portillejo», señaló Arraiz sin dejar pasar por alto la reiterada petición de traslado de la subestación de Cascajos, cuestión que también pasará por la comisión acordada.

Cambia, que se abstuvo pese a mostrarse a favor de continuar con una obra que unirá dos partes de la ciudad, planteó una enmienda con la que pretendía solicitar una auditoría de carácter externo que valorara las actuaciones realizadas hasta la fecha, pero que no fue aceptada por considerar que este tipo de controles ya se hacen, tal como apreció Arraiz a Gonzalo Peña, que insistió en recordar «los 9 años de retraso que se arrastran y los que quedan...». También Ciudadanos defendió la ocasión que se brinda de poder acometer con más garantías y con un presupuesto más barato el nuevo soterramiento. «Seguimos creyendo que es posible», remachó el portavoz Julián San Martín, quien no entiende el retraso de una obra paralizada para la que ya existe proyecto y se espera para solucionar una asunto urgente como la accesibilidad desde Valdegastea hasta el Centro por Gonzalo de Berceo. «Existe el proyecto, falta la financiación», espetó. El portavoz del PR+, Rubén Antoñanzas, también reivindicó la urgencia de una infraestructura «absolutamente necesaria», que en su opinión, choca «con la incapacidad del actual Equipo de Gobierno. Se comprometió a participar activamente en la anunciada Comisión, donde volverá a defender la idea de vender terrenos para financiar la obra. Por su parte, el Gobierno riojano anunció ayer que ya ha abonado la segunda anualidad para el soterramiento, en total 9,8 millones.

El PP votó a favor, pero recordó que nunca se ha perdido el ritmo y las reuniones son constantes

Por otro lado, el PR+ encontró el apoyo de todos los Grupos, salvo Cambia, que se abstuvo, para sacar adelante su moción para mejorar la seguridad vial en cruces con pasos de peatones no regulados por semáforo con incorporación de semáforos de islas, si bien tuvo que escuchar que en ninguna de la calles propuestas para realizar un estudio de siniestralidad figuran en la estadísticas de atropellos. El pleno también respaldó, con la abstención del PP que defendió otras medidas ya en marcha, la propuesta de Cambia para el control y la erradicación de la mosca negra en Logroño, un asunto que derivó en un debate sobre el Ebro y su falta de «planificación integral», según el PSOE.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos