Identificados los dos agresores del comisario jefe de Logroño

El comisario jefe Fernández Beneite y el concejal Sáinz en una imagen de archivo / Sonia Tercero

Una vecina llamó a la Policía Local alertando de que dos individuos estaban golpeando a otro y cuando llegó la patrulla comprobó que el herido era Fernández Beneite

J.C.LOGROÑO

El comisario jefe de la Policía Local de Logroño, Fernando Fernández Beneite, ya está oficialmente de baja laboral. «Ha sido tramitada», confirmaban ayer desde el Ayuntamiento de Logroño después de que fuese agredido por dos individuos, uno identificado poco después como un ciudadano de nacionalidad rusa y con antecedentes policiales y otro que lo fue ayer, en las proximidades de su domicilio en la avenida de Colón, en el entorno de los antiguos Maristas.

Fernández Beneite, que según la versión ofrecida por el concejal de Seguridad Ciudadana resultó «herido leve» al sorprender a dos individuos «golpeando y dando patadas al cristal de un escaparate» a alrededor de las 7 de la mañana del lunes «cuando iba al trabajo», se recupera ya de las lesiones causadas en su enfrentamiento en la calle.

«Tiene la cara un tanto marcada y contusiones y magulladuras por todo el cuerpo, por lo que tendrá que permanecer un tiempo de baja y, si se prolonga su ausencia en el tiempo, habrá que cubrirla», adelantó ya el mismo lunes Miguel Sáinz. Y así ha sido, sin que ayer se informase de nada más que de la baja laboral en cuestión.

El jefe de la Policía Local de Logroño presentaba el lunes la correspondiente denuncia de los hechos en la Jefatura Superior de la Policía Nacional de La Rioja, según pudo confirmar este periódico. Una denuncia contra sus agresores, algo habitual cuando un agente resulta herido en el ejercicio de sus funciones.

Diario LARIOJA también confirmó ayer que fue una vecina del entorno de la avenida de Colón la que llamó dando aviso a la Policía Local de que dos individuos estaban golpeando a otro. Cuando llegó la correspondiente patrulla de la Comisaría de Villegas comprobaron que la víctima se trataba de su ‘jefe’, que estaba con la «cara ensangrentada» trasladándole a un centro hospitalario para ser atendido en Urgencias. Los agresores, en ese momento, ya se habían dado a la fuga dejando maltrecho al comisario. Posteriormente, la patrulla también acompañó a denunciar al comisario.

La investigación para esclarecer los hechos está abierta, según informaba ayer la propia Policía Nacional y, de hecho, el segundo de los agresores ya ha sido identificado sin trascender más detalles. Estos días se están revisando las cámaras de seguridad de la zona, caso de la sede de UGT. No había constancia, al menos a última hora de la tarde de ayer, de que hubiese detenciones, pero no se descartan en las próximas horas.

Ayer, tal agresión también estuvo presente en la comparecencia sindical en el Ayuntamiento relativo al frente abierto entre la Policía Local y el equipo de Gobierno.

«Si el desgraciado incidente del comisario jefe en lugar de haber sido a las siete hubiese sido a las seis, no podría haber sido atendido como lo fue. De haber pasado una hora antes no hubiese podido ir una patrulla porque no había servicio», dijo el secretario general del SPPME en La Rioja, José Guillermo Rubio Chinchurreta, recordando que sábado y domingo Logroño ha estado sin agentes en la calle por la noche.

«Y de haber estado trabajando el fin de semana por la noche, como hace otros tirando de horas extra y aún sabiendo lo que pasaba decidió quedarse en su casa, tampoco le hubiesen pegado el lunes por la mañana», se escuchó en la sala.

Fotos

Vídeos