Comienza la reurbanización de la calle Cigüeña para «dar prioridad al peatón»

Comienza la reurbanización de la calle Cigüeña para «dar prioridad al peatón»

Se ampliarán las aceras de dos a tres metros de ancho, mejorando los pasos de peatones en la intersección con la calle Padre Marín

LA RIOJA

El Ayuntamiento de Logroño ha dado comienzo a los trabajos para la reurbanización de la calle Cigüeña para dar prioridad al peatón. La obra, que afectará al tramo comprendido entre Beatos Mena y Navarrete y Padre Marín, consistirá en la ampliación de las aceras, renovando los servicios afectados, mejorando los tránsitos peatonales, y dotando a la zona de nuevo mobiliario urbano, ha rsumido EFE.

Los concejales de Transporte Urbano, Tráfico y Vías Urbanas, Francisco Iglesias, y del distrito este, Miguel Sáinz, han visitado este martes el inicio de las obras de la calle Cigüeña.

La Junta de Gobierno local adjudicó en el mes de diciembre pasado el proyecto de reurbanización de la calle Cigüeña, en el tramo comprendido entre las calles Beatos Mena y Navarrete y Padre Marín, a la UTE Conservación Logroño por un importe de 64.429,28 euros y un plazo de ejecución de tres meses.

Esta actuación está incluida en el Plan de Movilidad Urbana Sostenible de Logroño (PMUS) ya que la calle Cigüeña está considerada dentro de la categoría de 'calles pacificadas', donde se pretende que sean zonas de uso eminentemente residencial donde convivan peatones, bicicletas y vehículos de una forma segura.

Esta obra es fruto de las peticiones ciudadanas y da continuidad a otras actuaciones realizadas en el entorno, como la acometida el pasado mes de mayo para mejorar la seguridad vial en los pasos peatonales de la calle Beatos Mena y Navarrete, precisamente en el cruce con la calle Cigüeña.

"Pero queda trabajo por hacer en beneficio del peatón, ya que -según ha comentado el concejal de Movilidad- las aceras son estrechas, con pavimento agotado por el tiempo, y se ha reducido la anchura útil por la parte delantera de los coches que aparcan en batería".

Además, analizado el cruce con la calle Padre Marín, "se considera conveniente ampliar las aceras en todo el tramo de la calle Cigüeña con creación de orejas peatonales, concediendo un espacio más seguro a los peatones y reduciendo la zona de conflicto con el tráfico rodado".

La obra

Las obras consisten en la mejora de la seguridad en el tránsito peatonal, en la calle Cigüeña. Para ello se ampliarán las aceras de dos a tres metros de ancho, mejorando los pasos de peatones en la intersección con la calle Padre Marín con la creación de unos sobreanchos peatonales que reduzcan el paso sobre calzada. Con respecto a los vehículos se cambiará a línea el aparcamiento en batería existente al sur de la calle.

Con respecto a los servicios públicos se renovará la canalización eléctrica y se colocarán nuevos puntos de luz con luminaria tipo led de bajo consumo. Se retirarán los cruces de cables aéreos de compañías de telefonía y electricidad en las dos intersecciones de la obra a unas conducciones subterráneas.

Las mejoras consistirán en actuaciones como la reubicación de bordillos y rigolas al nuevo diseño, ampliando las aceras en la intersección de la calle, incluso en los dos márgenes de las calle, con la sustitución de aparcamiento en línea por el de batería existente.

También se hará la renovación de los sumideros afectados por las nuevas aceras, colocándolos en los puntos bajos de las rigolas; el pavimento en aceras interiores con baldosa hidráulica de 66 pastillas en las orejas peatonales, y pavimento señalizador y de peligros en los encuentros con los pasos de peatones.

Por último, se procederá al soterramiento de canalizaciones aéreas en cruces de calzada, la señalización horizontal y vertical según los nuevos criterios y a la colocación de mobiliario urbano. La superficie de actuación será de 2.250 metros cuadrados.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos