Colores variados para el recuerdo

El mercado de las flores de Todos los Santos, ayer, en la plaza de Joaquín Elizalde. :: miguel herreros/
El mercado de las flores de Todos los Santos, ayer, en la plaza de Joaquín Elizalde. :: miguel herreros

Alrededor de una decena de expositores, menos que en años anteriores, ofrecen su producto de cara a Todos los Santos hasta mañana miércoles

Javier Campos
JAVIER CAMPOSLogroño

Nada como unas flores para recordar a los que ya no están... La tradición manda y el mercado de las flores de Logroño, en vísperas de la festividad de Todos los Santos, vuelve a 'colorear' la plaza de Joaquín Elizalde. «Cada vez se demanda más variado», confirmaban en alguno de la decena de expositores -menos que en años anteriores- que este 2017 se dan cita desde ayer y hasta mañana miércoles.

El Ayuntamiento de Logroño mantiene un convenio de colaboración con la Federación de Empresarios de La Rioja para la puesta en marcha del mercado y la Asociación de Floristas hace el resto. «Esperemos que se cumplan las expectativas (son las fechas de mayores ventas), sí; que los pronósticos resulten al menos como el año pasado, que fue bueno», explicaban desde el puesto de la floristería Ikebana.

Lejos, en cualquier caso, quedan los tiempos en los que el mercado, menos regulado, se instalaba en la Glorieta. Ahora el compromiso de la Administración y de los profesionales del sector es velar por evitar cualquier tipo de competencia desleal y atajar el posible malestar entre los comerciantes. «Los requisitos cada vez son más y eso se nota en el número de puestos, que siguen bajando», aclaraban desde Frutas y Verduras Del Río.

Pese a que las opiniones van por puestos, el mercado abierto en horario ininterrumpido de 8 a 20 horas -ayer y hoy- y hasta las 14 horas -de mañana miércoles- funciona, y los clientes lo tienen marcado pues consideran que resulta beneficioso para su bolsillo. «Es más barato y además aquí lo tienes todo a la vista; puedes comparar, eliges y te lo llevas directamente al cementerio. Venimos siempre», aseguraban José y Ramona junto a Natividad, de Ribafrecha. «De los pueblos somos muchos los que bajamos o subimos a Logroño a por flores», añadía.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos