Centro Cerrado del Rioja

El CCR, cerrado desde el 1 de julio del 2016, aguarda una adecuación de las instalaciones que no llega./Antonio Díaz Uriel
El CCR, cerrado desde el 1 de julio del 2016, aguarda una adecuación de las instalaciones que no llega. / Antonio Díaz Uriel

El CCR, clausurado sin fecha de reapertura desde hace ya 16 meses, continúa a la espera de las reparaciones mientras acumula retrasos

Javier Campos
JAVIER CAMPOSLogroño

Las cosas de palacio van despacio y en el de los Yanguas, que no iba a ser diferente, siguen acumulando retrasos. La esquina de Mercaderes con Ruavieja, acceso al CCR, se mantiene igual que hace 16 meses. Con la puerta cerrada a cal y canto desde el 1 de julio del 2016 y el correspondiente aviso de 'cerrado temporalmente por adecuación de las instalaciones'. Dicho de otro modo, y aprovechando las propias siglas del complejo turístico, el Centro de la Cultura del Rioja ha pasado a convertirse en el Centro Cerrado del Rioja.

Mucho se ha dicho sobre los desperfectos y las deficiencias que motivaron su clausura 'sine die' -siempre se habló de la cubierta- y conllevaron la suspensión del contrato de gestión con la UTE compuesta por Osga y Sapje -muy en entredicho en aquellos momentos, incluso por el propio equipo de Gobierno, y por el que Cambia se ha desmarcado del resto de la oposición pidiendo que se depuren responsabilidades-, pero no ha sido hasta este mes de octubre cuando el Ayuntamiento de Logroño ha dispuesto del tan traído y llevado proyecto de reparaciones. No ha sido hasta ahora, por tanto, cuando podrán salir a concurso los esperados arreglos.

Y ello pese a que el pasado junio, en un pleno extraordinario monográfico solicitado por PSOE, Ciudadanos y PR+ para la «rápida reapertura» del edificio proyectado por Jesús Marino Pascual, la alcaldesa, Cuca Gamarra, anunciaba su licitación para el pasado julio. El avance, aun con retraso, llega mientras todavía se negocia con la UTE para la resolución del controvertido contrato de gestión. Y en la misma semana en la que ha acabado el plazo para optar al concurso-oposición convocado para la plaza de director del CCR, que iba a salir el mismo junio, pero sólo se quedó en anuncio, y no fue publicada oficialmente en el BOR hasta el pasado 11 de septiembre.

La concejala de Cultura, Comercio y Turismo, Pilar Montes, daba cuenta de tales novedades a requerimiento de Diario LA RIOJA y adelantaba que las previsiones son las de hacer coincidir en el tiempo el nombramiento interino del director y el final de las obras, que tendrán un plazo de ejecución de tres meses a partir de la firma del contrato. Y a partir de ahí empezar a hablar del nuevo futuro del CCR.

«Cuando sepamos el número de candidatos que optan a la plaza podremos definir el itinerario de la propia convocatoria; en un par de semanas aprobaremos la relación de admitidos y excluidos -hay candidatos, sí- y se podrán constituir el tribunal y poner fecha para los ejercicios. Igual que entre su anuncio y su publicación, y más con el verano de por medio, se dio un tiempo -no en vano, se solicitaba un avance del proyecto de dirección y gestión-, habrá que dar un plazo razonable para preparar los ejercicios, con lo que en seis meses podrían dar comienzo», explicaba Montes, quien añadía que tal proceso de selección debería coincidir con las obras cuyo proyecto ya está en Contratación con la idea de que «pueda licitarse en un mes y poco».

Finalmente, y pese a que siempre se había hablado de 95.000 euros, las reparaciones, diversas y más allá de la cubierta, saldrán a licitación por 118.000 euros. Así consta en la memoria de la Dirección General de Arquitectura, Rehabilitación y Espacios Urbanos facilitada a este periódico. El documento hace referencia a «realizar obras de reparaciones de deficiencias y solventar carencias diversas que afectan al normal uso de instalaciones y dependencias del edificio detectadas tras la puesta en marcha del mismo». «El origen es variopinto y ajeno al normal uso del inmueble y requieren de pequeñas obras complementarias de adecuación en unos casos y reparación en otros», relata la citada memoria.

¿Plazos concretos? Ni hay... ni se esperan. «No me atrevo a dar fechas», concluye la concejala Montes. Pero la oposición, sin embargo y tal y como se aprobó en pleno, se las seguirá exigiendo.

Fotos

Vídeos