Ceniceros y Gamarra firman un convenio de capitalidad de 2.606.522 euros, el 1% menos

Cuca Gamarra firma el convenio ante la atenta mirada de José Ignacio Ceniceros en el palacete de Gobierno. :: díaz uriel/
Cuca Gamarra firma el convenio ante la atenta mirada de José Ignacio Ceniceros en el palacete de Gobierno. :: díaz uriel

La cuantía que compensa a Logroño por los servicios que presta como capital ha disminuido 459.000 euros desde el 2004

MARÍA JOSÉ LUMBRERAS* MJLUMBRERAS@DIARIOLARIOJA.COM LOGROÑO.

El convenio de capitalidad del 2017 se firmó ayer y lo hizo con una cuantía inferior a la del año anterior en el 1% porque, según dijo el presidente del Gobierno regional, José Ignacio Ceniceros, ésta es la rebaja que se ha efectuado en todos los fondos de cooperación para abrir una línea específica de eliminación de barreras arquitectónicas para los pequeños municipios. Así, el convenio que nació con más de tres millones de euros se encuentra, trece años después, en 2.606.522 euros. Eso sí, Ceniceros hizo la suma de la cuantía entregada durante todos estos años y el resultado de su operación fue de 40 millones de euros.

El palacio del Gobierno regional, en El Espolón, fue el escenario. Se trata de «continuar avanzando en la mejora de los servicios públicos que se prestan a los ciudadanos», indicaron los firmantes, el presidente y la alcaldesa, Cuca Gamarra.

Y recordó Ceniceros que este convenio se firma al amparo de la ley de capitalidad, aprobada en el 2015, que proporcionó «un marco estable de colaboración entre el Gobierno regional y el Consistorio logroñés» en distintas áreas, que van desde las infraestructuras hasta los servicios sociales, pasando por medio ambiente, empleo, cultura y urbanismo.

Gamarra se fijó en que el convenio garantiza servicios que Logroño asume como capital de la región. «Somos receptores del resto de nuestros vecinos al asentarse aquí las grandes infraestructuras», señaló la alcaldesa, que agregó que «los 2,6 millones irán destinados a apoyar al Ayuntamiento en estos gastos que asume como sede de servicios públicos».

Y, a continuación, uno y otra se lanzaron a explicar que, además del convenio de capitalidad, las dos administraciones mantienen otro tipo de líneas de colaboración en asuntos como el soterramiento, la rehabilitación del IES Sagasta, que desarrollará el Gobierno regional, mientras que el Ayuntamiento se encarga de la remodelación de la Glorieta del Doctor Zubía o de la construcción de la Escuela de Enfermería, que servirá para revitalizar la parte de la ciudad en la que se va a enclavar.

Para Ceniceros, la relación entre las dos instituciones es un «ejemplo de colaboración no solo económico, sino también político, con los retos que tiene una ciudad viva y que progresa en constante mejora, como sucede con Logroño».

El grupo municipal de Cs lamentó que la alcaldesa «se conforme con prácticamente la misma financiación regional desde el 2012. «Llevamos recibiendo lo mismo desde hace años cuando la ciudad tiene cada año más necesidades, especialmente en Servicios Sociales», señaló el grupo, que apostilló que «esperábamos más exigencia por parte de Gamarra».

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos