Y el cedro se vino abajo

Imágenes del árbol caído y el parterre vacío. /PR
Imágenes del árbol caído y el parterre vacío. / PR

El PR denuncia que el derrumbe del árbol en el barrio de San José se podía haber evitado

LA RIOJALogroño

El concejal del Partido Riojano en el Ayuntamiento de Logroño, Rubén Antoñanzas, ha denunciado “un caso más de inacción y dejadez de la Concejalía de Medio Ambiente, que hizo caso omiso a las advertencias hechas, en dos ocasiones, por los vecinos del barrio de San José respecto al mal estado de un Cedro, que finalmente se derrumbó, causando daños en los tejados de los locales colindantes”.

El PR continúa su relato de los acontecimientos en una nota. "En la plaza interior ubicada entre las calles Río Oja y Caballero de La Rosa de Logroño había un 'cedro deodora' de 13 metros de altura. Durante el pasado mes de octubre de 2016 los vecinos, alarmados por la inclinación que estaba tomando el cedro hacia los locales bajos de la calle la Cigüeña y temiendo su caída, se pusieron en contacto con el Ayuntamiento, a través del servicio 010, dando traslado de la situación del árbol". Y añade el grupo regionalista que, desde el Consistorio contestaron: “Lo remitimos a la unidad, se han dado las órdenes oportunas para que se proceda a la valoración biomecánica del ejemplar arbóreo indicado”.

Explicaciones

Prosigue el PR que los vecinos volvieron a indicar la situación del árbol, visiblemente inclinado. El 19 de mayo de 2017 la respuesta de Medio Ambiente a los vecinos fue: “Una vez analizada la estética, la biomecánica y el riesgo, no se estima necesario realizar ninguna actuación en el mismo”. A juicio de Antoñanzas, “no es de recibo que los vecinos tuvieran que esperar siete meses para obtener una respuesta tan breve y falta de contenido, y lo que es peor, para comunicarles que no se iba a hacer nada al respecto”.

El 22 de febrero de este año se produjo el derrumbe espontáneo del cedro, con toda su envergadura, contra los locales de la calle Cigüeña, “tal y como habían temido los vecinos que sucediera y sin que el Ayuntamiento, habiendo sido avisado en dos ocasiones por los vecinos, hiciera absolutamente nada para evitarlo”, ha recordado el concejal.

Según los datos de los vecinos de la zona, “el tronco del árbol no aguantó la presión de la inclinación y se partió, quedando arraigadas las raíces y el extremo inferior del tronco”. Como consecuencia, “se produjeron daños en un tejado de un local ubicado junto al árbol, pero podía haber sido peor si el árbol hubiera golpeado a alguna persona o animal al caer”, ha valorado Antoñanzas.

El edil regionalista pide “explicaciones al concejal Ruiz Tutor por la tardanza en responder a los vecinos y por la negligencia, dado que sorprende que el Ayuntamiento llegara a la conclusión de que no había peligro alguno, cuando los hechos demostraron que, efectivamente, sí existía peligro de derrumbe”. Antoñanzas considera que “alguien debería dar cuentas de lo sucedido a los vecinos”. En su opinión, “el consistorio debe atender con eficacia este tipo de cuestiones, sobre todo, teniendo en cuenta que la seguridad de nuestros vecinos puede estar en juego”.

Actualmente, el parterre ha quedado vacío de ornamentación alguna, no hay césped ni árbol, por lo que los vecinos temen que “acabe convirtiéndose en un pipican”, ha explicado Antoñanzas. En este orden de cosas, el concejal del Partido Riojano solicita que “se tenga en cuenta a los vecinos, que piden la reposición, cuanto antes, de otro árbol de características adecuadas para la zona, y la adecuación de ambos parterres colindantes con césped, plantas u otros elementos ornamentales”.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos