A la caza desesperada de una invitación para Fangoria

La puerta de Onda Cero con el cartel de entradas agotadas. :: j. r./
La puerta de Onda Cero con el cartel de entradas agotadas. :: j. r.

Dos mil entradas se repartieron en menos de una hora, las 3.000 restantes se distribuirán de manera dispar según criterio del patrocinador El segundo concierto público-privado de las fiestas de San Mateo agotó prácticamente las invitaciones en una mañana

DAVID FERNÁNDEZ LUCAS LOGROÑO.

A las siete y media de la mañana ya había gente haciendo cola en la puerta de Onda Cero. Por eso fue normal que en menos de una hora en la sede la radio colgara un cartel con la palabra 'Agotadas'. Pero tranquilidad. Al lado, se había colocado una fotocopia con el listado de las 16 empresas patrocinadoras que poseían las más de 3.000 entradas restantes (200 por patrocinador según la organización) y se aconsejaba acudir a ellas para conseguir pases. Algo muy alentador para el goteo de logroñeses que acudían a la puerta.

Este periódico llamó a cada una de las 16 empresas del cartel. Porque ellas contaban con más de la mitad de las entradas de un concierto organizado para conmemorar el 25 aniversario de una emisora de radio y que para su organización cuenta con dinero público, 9.500 euros según explicó el concejal de Festejos Miguel Sáinz. Sería fácil conseguir un pase según se dijo en la rueda de prensa. Siendo rápidos eso sí.

Las respuestas fueron variopintas. Desde las empresas que no sabían nada y no disponían de entradas de momento, como explicaron la cafetería Ibiza y Peras Rincón de Soto a tiendas como Catanauta o bancos como Laboral Kutxa que se habían quedado sin ellas repartiendo a los clientes. También había quienes tenían todavía pero lo que quedaba era para concursos como dijeron Callaghan o Seat AutoMoriz. Y no hay que dejar sin nombrar a las que directamente reservaban sus tickets para sus clientes como Riojacer o Bankoa.

El Ayuntamiento, que aportó 9.500 euros al evento, no se ha implicado en el reparto

Porque el Ayuntamiento ya dejó claro que ellos no iban a repartir entradas. Sólo se ocupaban de poner a disposición la instalación deportiva y 'subvencionar' el concierto con 9.500 euros como parte de la nueva fórmula ideada para traer conciertos de calidad a las fiestas mateas. Ni el propio IRJ, empresa pública, tenía entradas para ofrecer. Dejaron claro a LA RIOJA que en ellos no habían ni iban a recibir nada.

Ayer fue un día de carreras y de locura de llamadas, según varias de las empresas, a la caza de una invitación. Incluso de algún enfado por la forma de reparto. A última hora de la mañana todavía quedaba alguna en Parque Rioja, en Autoberon... pero no por mucho tiempo porque vuelan rápido. Ya se sabe, hay que madrugar para que todo vaya bien. Ayer al que se le pegaron las sábanas y quería una entrada se quedó sin ellas. Quizá para la próxima que vengan. Seguramente pagando.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos