Aquella casa al lado del pabellón

La casa, de dos plantas, se encuentra rodeada de materiales, escombros, suciedad y basura de todo tipo en pleno Cascajos/Juan Marín
La casa, de dos plantas, se encuentra rodeada de materiales, escombros, suciedad y basura de todo tipo en pleno Cascajos / Juan Marín

Cascajos pide una solución para la construcción abandonada entre Piqueras y Estambrera | Diario LA RIOJA comprueba, poco más de una semana después del incendio, que sigue durmiendo gente

Javier Campos
JAVIER CAMPOSLogroño

El incendio del pasado 22 de noviembre no ha sido más que el último incidente, pero bien saben los vecinos de la zona, cada vez en mayor número por las nuevas promociones inmobiliarias, que el listado de sucesos es largo y se va ampliando según pasan los años y se deterioran las olvidadas construcciones.

El solar abandonado -y mal vallado- que se ubica entre el 'Supercor' del edificio Querétaro y la gasolinera de Piqueras, en la confluencia de la calle del mismo nombre con Estambrera en el barrio de Cascajos, se convirtió en un problema desde la marcha del negocio de compraventa de vehículos que lo ocupaba. Actualmente, un grupo de pabellones y naves en desuso con acceso por Piqueras, una vivienda desocupada de dos plantas en el centro -número 14, según el Ayuntamiento- y una explanada donde se acumula suciedad y maleza con entrada por Estambrera forman un conjunto en un estado de casi ruina.

Un conjunto que se emplaza dentro del PERI de reconversión industrial Número 20, denominado como Río Chiquito, y ejecutado al 85% a fecha de hoy.

Problemas de que, pese a que haya expirado el plazo, viviendas e industrias -en este caso abandonadas- sigan conviviendo en Cascajos, como en otros barrios de la periferia, cuando ya deberían ser exclusivamente residenciales. Problemas de la reconversión de los usos industriales en residenciales de aquellos polígonos industriales colindantes con el suelo urbano residencial como el de San Lázaro, el de Lobete, el de Yagüe y el de La Estrella.

El caso en concreto de la casa al lado del pabellón ya fue llevado al Ayuntamiento de Logroño por parte del PSOE hace un año. «Ya entonces la alarma se generó porque la vivienda estaba ocupada por familias con menores... Servicios Sociales intervino de inmediato, pero ya se habían marchado», recuerda el edil socialista Kilian Cruz-Dunne, quien ahora explica que las visitas furtivas de 'vagabundos' y pandillas de jóvenes se suceden sin freno.

El Ayuntamiento, de momento, está a la espera de que la propiedad atienda un requerimiento para el cierre efectivo y la limpieza de la parcela y las construcciones o, de lo contrario, actuará vía ejecución subsidiaria. Diario LA RIOJA ha comprobado las facilidades para 'colarse'. Varios agujeros en el vallado lo hacen posible... sin problema alguno ni necesidad del más mínimo salto. Y lo cierto es que poco más de una semana después de que los bomberos sofocasen las llamas en un pequeño cobertizo situado entre la antigua vivienda y la nave industrial, y pese al fuerte olor a quemado, vuelve a presentar claros signos de ocupación.

Ya durante el incendio, los vecinos vieron como del interior de la vivienda abandonada -donde los colchones se sitúan entre basura y suciedad- salían cuatro personas. «Además de una cuestión de salubridad, es una cuestión de seguridad», vuelve a denunciar Cruz-Dunne. Y así lo confirma el vecindario, que espera que no sea necesario que suceda «algo que tengamos que lamentar para actuar de una vez por todas». «Que lo tiren todo y lo vallen en condiciones», concluyen.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos