El PR + «da la cara» y el PSOE destaca que no tuvo nada que ver

M.J.L. LOGROÑO

Fue el mismo Partido Riojano, ahora PR+, quien dio a conocer ayer, aunque sin detalles, la situación de sus dos antiguos militantes y cargos públicos. Ya no lo son. No tenían cargos desde aquel 2011 y además estos días han presentado su baja voluntaria como militantes. El secretario general de los regionalistas, Rubén Antoñanzas, indicó que afrontaba la situación «dando la cara». «No hacemos como otros, que dicen una cosa y hacen otra; que exigen procedimientos que luego no aplican», agregó Antoñanzas, quien señaló que conocieron lo que sucedía por los mismos afectados, gesto que agradece, y que su posición es tanto de defensa de la presunción de inocencia como de respeto a las decisiones judiciales.

Ángel Varea fue teniente de alcalde de un gobierno que formaron socialistas y regionalistas. Ayer, el que fue portavoz de aquel ejecutivo, el socialista Vicente Urquía, señaló que su grupo no tenía constancia de que pudiera haber estado sucediendo esto, si bien pudieron ser conscientes a posteriori, dado que ya en la comisión de investigación que se organizó se aportaron datos del uso de este tipo de contratos, «algo que no es nuevo en la administración». Insistió además el antiguo portavoz que desde el Gobierno local, y a través de Intervención y de Contratación, se dio instrucciones a las fundaciones para que las cosas se hicieran bien. Reconoció también que las auditorias de Logroño Turismo se hicieron lentas y tarde. «Con un proceso judicial en marcha, respeto y confianza en la Justicia», alegó Urquía, quien insistió en que su grupo no tuvo nada que ver y en que «el juez determine».

Por fin, preguntada por el caso, en el programa La Lupa de TVR, la alcaldesa, Cuca Gamarra, dijo que «durante esa legislatura del 2007 al 2011, con el bipartito, las cosas no se estaban haciendo bien en la fundación Logroño Turismo, lo denunciamos y los logroñeses fueron muy claros en las elecciones. el resultado fue contundente. El Partido Riojano dejó de tener representación en el Ayuntamiento y esa fue la respuesta a una manera de gestionar que no compartían y que censuraban y al PSOE le dieron la misma receta, un batacazo electoral. Nosotros pusimos en conocimiento de la Fiscalía los hechos que conocíamos. Todo lo que tiene que ver con el mal uso del dinero público debe ponerse en manos de la Justicia».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos