Cambia plantea llevar los murales de la vieja estación de tren a la nueva o al CCR

Vestíbulo de la antigua estación de tren de Logroño, con los murales al fondo. :: juan marÍN/
Vestíbulo de la antigua estación de tren de Logroño, con los murales al fondo. :: juan marÍN

Gonzalo Peña demandará explicaciones en el pleno sobre la situación de la pintura, «porque no sabemos si se está haciendo algo o no»

Á. A.

logroño. Cambia Logroño pedirá explicaciones al equipo de Gobierno municipal en el próximo pleno sobre la situación de los murales de la antigua estación de tren de la capital riojana, retirados en el año 2010 y llevados a Santo Domingo de la Calzada para su restauración, tal y como recordó este periódico en una información publicada el pasado viernes.

La formación presentará una batería de preguntas a fin de conocer de cerca la situación de las pinturas, creadas en Madrid y pertenecientes al denominado 'expresionismo dogmático', e instar a que se restauren, «porque no sabemos si se está haciendo algo o no». Desde Cambia Logroño se va a instar a que los murales se expongan, «porque sitios hay de sobra», como señaló su portavoz Gonzalo Peña, quien citó como posibles ubicaciones la nueva estación de tren cuando hayan terminado las obras, el Centro de Cultura del Rioja (CCR) «cuando se decida arreglar las goteras y se reabra» o, incluso, «poner en marcha un proyecto museológico para exponer diferentes piezas de la antigua estación, para que los logroñeses puedan disfrutar de esta parte de su patrimonio».

«Ciudad sin identidad»

Transcurridos siete años, la formación critica que, a preguntas de este diario, el equipo de Gobierno no haya informado sobre si se han realizado trabajos de recuperación en el taller diocesano de Santo Domingo. «Lo último que se supo al respecto fue en el 2011, cuando la alcaldesa y el entonces consejero de Obras Públicas fueron a interesarse por la restauración».

Todo ello, a su entender, demuestra «una falta total de interés» y una «dejación de funciones», que extrapoló a «todo lo relacionado con el patrimonio de la ciudad», citando, por ejemplo, el Monte Cantabria, el convento de Valbuena o el puente Mantible». «El PP nos está llevando a una ciudad sin identidad, sin recuerdos, haciendo política de 'tierra quemada' en lo patrimonial, se destruye y luego se abandona», denunció.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos