Cambia Logroño llevará al pleno la situación «invisible» del trabajo doméstico

Una mujer limpia los cristales de las ventanas. /L.R.
Una mujer limpia los cristales de las ventanas. / L.R.

El grupo denuncia que el 90 por ciento de las empleadas de hogar son mujeres y carecen de contrato

EFELogroño

El Grupo Municipal Cambia Logroño presentará una moción en el próximo Pleno, que se celebrará mañana, 5 de octubre, para que el Ayuntamiento inste al Gobierno de la Nación a ratificar el Convenio 189 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) sobre la equiparación del trabajo doméstico.

Así lo ha anunciado hoy, en una rueda informativa, la edil de Cambia Logroño Nieves Solana, coincidiendo con la celebración, el próximo 7 de octubre del Día Internacional del Trabajo Decente.

En España, ha informado de que alrededor de 700.000 personas trabajan como empleados domésticos, de las que el 90 por ciento son mujeres que "no disponen de un contrato que incluya las mismas prestaciones que cualquier otro colectivo".

Los empleados domésticos, ha precisado, "no tienen derecho a prestación por desempleo y disponen de la figura de desistimiento, por la cual su empleador puede prescindir de sus servicios en cualquier momento, de un día para otro, y sin previo aviso".

Además, ha reconocido que este colectivo tiene unas "circunstancias especiales que lo hacen más vulnerable", ya que la mayoría de los empleados domésticos son mujeres que "no tienen el reconocimiento social de que su trabajo es un empleo más".

Solana también ha mencionado la "invisibilidad que afecta a la mayoría de empleadas domésticas, ya que al trabajar en domicilios particulares, no existe la Inspección de Trabajo para proteger su salud laboral", e incluso "el lenguaje tampoco ayuda, porque se les denomina la chica o mujer que me ayuda en casa".

La mayoría de las empleadas domésticas son inmigrantes, por lo que "a la precariedad de las condiciones laborales que tienen, hay que añadir otras circunstancias como la soledad o la mayor explotación que sufren".

Los empleados domésticos, ha afirmado, son "un nuevo sector productivo que debe ponerse en valor para posibilitar un trabajo decente" y ha lamentado que "aunque se oyen voces que aseguran que este colectivo no quiere trabajar con contrato, la verdad no es así, ya que se movilizan y luchan por sus derechos".

Por todo ello, ha pedido al Ayuntamiento de Logroño que inste al Gobierno de España, en concreto al Ministerio de Trabajo, para que "en el plazo de tres meses ratifique en su totalidad el convenio 189 de los empleados domésticos" y de esta forma lograr que "todos tengan un trabajo decente".

Fotos

Vídeos