Cambia denuncia «la falta de control» del mercadillo de la plaza del Mercado

El grupo municipal critica que la firma organizadora «pague por el uso del suelo 800 euros» y que «cobre a cada vendedor hasta 1.500»

M.J.LUMBRERAS

logroño. El portavoz de Cambia Logroño, Gonzalo Peña, criticó ayer «la dejación de funciones» del Ayuntamiento respecto a la gestión de los puestos que se instalarán estas Navidades en la plaza del Mercado. Según expuso, la organización correrá a cuenta de una empresa -Organización de Congresos y Exposiciones- que, después de pagar 800 euros al Consistorio por la ocupación del espacio público, cobrará a quien se quiera instalar hasta 1.500 euros. Si tenemos en cuenta que se han dispuesto hasta 36 expositores, sus posibilidades de ingreso suman 54.000 euros, calculó Peña. Para Cambia, lo que ocurre es que la administración local está permitiendo «una especie de centro comercial» en uno de los mejores espacios de la ciudad sin que haya ningún control, ni norma para ello, sobre la actividad que allí se desarrolle.

La también concejal de Cambia Marina Blanco destacó que, en lo que a ventas se refiere, las únicas condiciones que se establecen es que se trate de productos de alimentación, adornos y regalos. En su opinión, esto supone «una competencia directa con los comercios locales». A su entender, este espacio podría propiciar un mercado alternativo dirigido a aquellos que no disponen de un establecimiento propio, tales como artesanos, artistas, diseñadores, pequeños productores...

«Lo que queremos es un comercio de cercanía, sostenible, accesible, igualitario, para productos manuales, fresco y novedoso, que no sea lo de siempre. Que se utilicen los espacios públicos para fomentar este tipo de comercio», alegó la edil en su intervención.

Abundando más en el tema, Gonzalo Peña apuntó que «pensamos que existe un planteamiento profundamente erróneo de la ocupación del espacio público» con este mercadillo, con el que, como insistió, «hay una tremenda dejación de funciones en su supervisión por parte de la concejal encargada, Pilar Montes».

Por ello, reclamó que «se haga una fiscalización» de la gestión del mercado de Navidad, que estará abierto hasta el 7 de enero, y que, para próximas ediciones, «el Ayuntamiento se haga cargo de la gestión de forma directa».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos