La calle Diego Velázquez cruzará 'Piedralgallo' 23 años después

La calle Diego Velázquez cruzará 'Piedralgallo' 23 años después

El acuerdo alcanzado con la propiedad permitirá finalizar la urbanización abriendo un nuevo vial y normalizar la calzada y la acera de Sequoias

J. C.

Logroño. El Ayuntamiento de Logroño completará ahora lo que no pudo hacer hace más de dos décadas. La Junta de Gobierno local aprobó ayer suscribir un convenio de gestión para finalizar la urbanización de la unidad de ejecución 'Piedralgallo', ubicada entre avenida de Madrid, Sequoias y la prolongación de Diego de Velázquez, tras el acuerdo alcanzado con la propiedad.

El portavoz del equipo de Gobierno municipal, Miguel Sáinz, recordó ayer que la urbanización 'Piedralgallo', si bien data de 1968, fue delimitada como unidad de ejecución en 1995 para completar la prolongación de la calle Velázquez y no ha sido hasta el 2017 cuando se ha alcanzado un acuerdo entre la Administración local y los afectados.

Entre otros aspectos, se plantea la cesión de una porción de terreno de la parcela Nº 8 para alinear y normalizar la acera de la calle Sequoias, junto al cruce con avenida de Madrid, y la prolongación de la calle Diego de Velázquez con un nuevo vial hasta la calle Sequoias, al que se le dará un tratamiento semipeatonal y se modernizará su urbanización.

La delimitación de la unidad de ejecución en 1995 hizo que el asunto llegase a los tribunales

El vigente PGM clasifica los terrenos de la unidad como suelo urbano y se califican como residencial viviendas aisladas, a excepción de los viales. La superficie de la urbanización es de 13.200 metros cuadrados y su aprovechamiento se estima en cerca de 5.900 metros cuadrados. La indemnización para los propietarios de la parcela en cuestión será de 16.380 euros y el coste de la actuación, cifrado en 152.000, correrá a cargo de la urbanización.

Los vecinos de 'Piedralgallo' recurrieron en los año 90 ante la Justicia contra los planes municipales para que un vial cruzase esa urbanización, situada en la carretera de Soria. Los propietarios, entonces, llegaron a acusar de desviación de poder al Ayuntamiento.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos