Los bomberos vuelven a la calle contra la «falta de personal» del parque

Los bomberos vuelven a la calle contra la «falta de personal» del parque
@bajominimosbomb

«Los bomberos somos esclavos de Gamarra, trabajamos más horas que ningún otro funcionario de este Ayuntamiento», critican

LA RIOJALogroño

Una treintena de bomberos de Logroño se ha manifestado hoy por las calles de la ciudad para pedir la ampliación de su plantilla con un mínimo de quince agentes y la eliminación de las guardias impuestas que impiden su conciliación familiar.

Este colectivo se ha concentrado junto a la fuente Murrieta para desplazarse después por la calle Portales hasta la plaza del Ayuntamiento.

Los manifestantes, ataviados con camisetas con las frases «Sobran políticos. Faltan bomberos», han portado una pancarta con el lema «Cuca Gamarra. Basta de resoluciones. Tenemos familia» y carteles en los que denunciaban «Tres años de guardias impuestas».

El portavoz de los bomberos, José Luis Ciaurri, ha criticado que el Ayuntamiento de Logroño «piensa que el parque se mantiene solo, o que sus trabajadores tienen que mantenerlo», cuando es «una obligación» de la alcaldesa, Concepción Gamarra.

«Los bomberos no podemos dar un servicio de calidad sin formación, sin medios ni personal, que es lo que falta en el parque de Logroño», ha recalcado.

Ciaurri ha recriminado a Gamarra que alardee en los medios de comunicación de realizar políticas que permiten la conciliación familiar y laboral, «mientras tanto, firma resoluciones de Alcaldía en las que obliga a los bomberos a estar localizados 24 horas al día, después de cumplir su jornada laboral».

Estas guardias localizadas obligan a los bomberos a acudir a un servicio en menos de quince minutos, ha lamentado.

A la falta de personal del parque -que tiene una plantilla de 60 bomberos, pero varios están de baja por enfermedad prolongada- se suma la falta de medios materiales, «por lo que las intervenciones dejan mucho que desear», ha asegurado.

Según este bombero, el Ayuntamiento de Logroño no quiere reponer esas bajas y tampoco ha previsto nuevas convocatorias de empleo para sustituir las diez jubilaciones previstas para los próximos año, porque la media de edad de los agentes del parque es de 49 años.

«Los bomberos somos esclavos de Gamarra, trabajamos más horas que ningún otro funcionario de este Ayuntamiento, pero también tenemos familias e hijos a los que atender y queremos descansar», ha denunciado.

También ha recordado que los bomberos de Logroño atienden también a los municipios del valle del Iregua, el sur de Álava y parte de Navarra, por lo que «no pueden ofrecer un servicio de calidad ante esta falta de personal».

Los bomberos volverán a manifestarse el próximo jueves, 31 de mayo, en esa ocasión por la tarde para implicar más a la población logroñesa sobre su situación.

Además, Ciaurri ha anunciado que próximamente constituirán el sindicato Unión de Bomberos de Logroño, que estuvo activo hace unos años, para poder participar en las siguientes elecciones de personal del Ayuntamiento logroñés.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos