Bomberos tendrá un vehículo nuevo autoescala valorado en 900.000 euros

Á. A.

logroño. La Junta Local de Logroño aprobó ayer un expediente de modificación presupuestaria para financiar con 3,2 millones de euros cuatro inversiones previstas en el Presupuesto del 2018 procedentes del superávit registrado el año pasado. El portavoz municipal de Logroño, Miguel Sainz, detalló ayer que este remanente se utilizará para financiar la compra de un vehículo autoescala para el Parque de Bomberos, cuyo coste asciende a 900.000 euros, y que permitirá realizar rescates y trabajos en altura.

También se podrá financiar la tercera y última fase de urbanización de la calle Vélez de Guevara, en el tramo entre ésta y Torremuña, con un coste de 811.560 euros. Además, se ejecutará la segunda fase de la remodelación de la calle Múgica, en el tramo entre Galdós y Huesca, que supondrá una inversión de 750.000 euros. Ambos proyectos de reurbanización, avanzó, se encuentran en fase de redacción, con el objetivo de licitar las obras a lo largo de este año. Por otro lado, con los remanentes del 2017 se va a financiar la renovación y reutilización de dos válvulas de agua potable, por valor de 713.000 euros, con el fin de mejorar el control del volumen de agua de abastecimiento que llega a Logroño

La adquisición de un nuevo vehículo autoescala tiene por objeto sustituir al anterior vehículo que tiene 17 años de servicio. Se trata de una herramienta «imprescindible en intervenciones con motivo de incendios y realiza muchas labores en altura o en vías de difícil acceso para vehículos de mayores dimensiones», señaló.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos