Con bigote en noviembre

Juan Castro, ayer, en el Palacio de Deportes, luciendo su bigote de 'Movember'. :: Sonia Tercero/
Juan Castro, ayer, en el Palacio de Deportes, luciendo su bigote de 'Movember'. :: Sonia Tercero

Juan Castro, jugador del Ciudad de Logroño, se suma a la campaña 'Movember' de concienciación sobre enfermedades masculinas

Martín Schmitt
MARTÍN SCHMITTLogroño

Los hombres mueren de media seis años antes que las mujeres. Esa estadística, y un amigo enfermo de cáncer de próstata, llevó a una treintena de australianos, hace ya quince años, a dejarse el bigote en noviembre para hacer un llamamiento a la sociedad y recaudar fondos para la causa. Así se creó el 'Movember', que unos años después llegó a España. El cáncer de próstata, el de testículo y la depresión masculina son algunos de esos males que persiguen al sexo masculino y del que el 'Movember' trata de concienciar, además de recaudar dinero para ayudar a las instituciones dedicadas a luchar contra estos problemas de la salud masculina.

Hugo Silva, Vicente del Bosque, José Corbacho, Javier Gutiérrez, el chef Paco Roncero o el portero Íker Casillas se han sumado alguna vez a la causa. La onda también ha llegado a Logroño. Entre ellos el central leonés del Club Balonmano Ciudad de Logroño, Juan Castro, que luce este mes un buen mostacho. «Todo empezó por una broma con un compañero en el Creteil francés (club en el que jugó la temporada pasada), que lo llevaba todo el año. Llegó entonces noviembre y me lo empecé a dejar», explicó el jugador poco antes de subirse al avión hacia Minsk, donde hoy juegan los riojanos. La idea de Castro es hacer un llamamiento a la población sobre la «pronta mortalidad» que hay entre los varones. «Me gusta y creo que es una muy bonita causa», destacó.

Castro ya ha contribuido a 'Movember' y espera que muchos más lo hagan a través de la página de la fundación [es.movember.com]. Hay varias formas de colaborar. Puede ser a través de donativos o participando en los denominados 'Move', en el que cada participante se coloca objetivos deportivos que debe cumplir a lo largo de este mes.

Hugo Silva, Del Bosque o Casillas se han sumado a la causa 'Movember'

Cada mañana, cuando se mira al espejo, el bigote le hace sonreír. «Me da igual que me quede bien o mal. No es por algo estético o por estar a la moda. Es simplemente para dar a conocer la situación y que se puedan recaudar fondos», indicó el central leonés. «A mi madre no le gusta, mi padre piensa que no está tan mal, pero el objetivo es otro», insistió.

Juan Castro no es supersticioso, pero la verdad es que desde que se dejó el bigote el Ciudad de Logroño consiguió dos victorias importantes. «No empecemos con eso porque estaré hasta Navidad con el bigote. Y que no se lo digan a Jota [González, su entrenador] porque va a ser peor», sentencia entre risas. «No soy para nada supersticioso», repite el jugador que lleva el dorsal 13 del Ciudad de Logroño.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos