El Ayuntamiento vende suelo en cuatro fincas residenciales

Ubicaciones de las parcelas que salen a la venta. :: d.f.lucas/
Ubicaciones de las parcelas que salen a la venta. :: d.f.lucas

La administración local pretende ingresar por los solares -dos en Lobete, uno en El Campillo y otro en Valdegastea- más de dos millones de euros

MARÍA JOSÉ LUMBRERAS LOGROÑO.

Más suelo municipal residencial a la venta. Al igual que se hizo hace unos meses con La Guindalera, se trata de parcelas proindivisas, si bien en esta ocasión se encuentran en distintos puntos de la ciudad. La Junta de Gobierno Local acordó ayer la licitación de estas participaciones indivisas de propiedad municipal en cuatro parcelas residenciales que han sido tasadas en 2.121.343 euros, sin contar IVA.

Dos de los solares están en avenida de Lobete. En uno de ellos la propiedad del Ayuntamiento es del 33 por ciento de la finca y su coste se ha calculado en 460.183 euros, IVA excluido. Y, en el otro, el Ayuntamiento posee el 58,8 por ciento, que se podrá adquirir por 780.318 euros -ahí no va el IVA-.

En el sector El Campillo se ubica otra de las partes indivisas que salen a la venta. En este caso, la participación es del 16,2 por ciento, que tiene un precio de 587.045 euros, mientras que la porción de finca que se encuentra en Valdegastea es el 21 por ciento del total y se enajena por 293.797 euros.

Así, el Consistorio cuenta con ingresar, por efecto de estas ventas, más de dos millones de euros que, por las fechas, ya llegarían a las arcas municipales el año próximo.

La semana pasada se vendió por enajenación directa uno de los proindivisos que quedó sin adjudicar en la licitación de La Guindalera y el mismo proceso podrían seguir, el de la venta directa, los otros dos que no se vendieron, eso sí, hasta el mes de mayo, es decir, durante el año siguiente a la licitación.

Por los dos que sí encontraron comprador en su momento el Ayuntamiento consiguió 1,8 millones de euros. Meses antes se vendieron otras dos parcelas, en aquel caso comerciales, en Las Tejeras, las correspondientes al antiguo depósito de la grúa, que depararon al Ayuntamiento 2,1 millones de euros.

Sobre los proindivisos que ahora salen a licitación, el portavoz municipal, Miguel Sáinz, indicó que «el deseo de completar parcelas residenciales para construir es síntoma de la reactivación de un sector que resulta fundamental para el crecimiento de la economía de la ciudad y la creación de empleo».

Los ingresos por venta de suelo son motivo de controversia en estos tiempos en los que se debate el presupuesto para el próximo ejercicio, dado que ha consignado una partida de 18 millones de euros para financiar inversiones, lo mismo que este año ha habido una de 16 millones que no sólo no se han alcanzado sino que han quedado lejos de la cuantía recaudada, que no rondará los 4 millones.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos