El Ayuntamiento logroñés se encarga de garantizar la calidad del agua de la red

El Consistorio recuerda la incidencia ocurrida en el 2014 cuando la OCU informó de deficiencias

UXUE JÁUREGUI/J.A.R LOGROÑO.

El agua de boca de Logroño tiene una calidad garantizada por las analíticas que el propio Ayuntamiento de Logroño se encarga de realizar habitualmente. Esto, no obstante, no le exime de incidencias puntuales, como la vivida en el 2014 a raíz del informe publicado por la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) en el que se señalaba la contaminación del agua suministrada. En aquel momento la OCU realizó un estudio durante los primeros días de mayo del 2014 con muestras del agua tomadas de la red en 50 capitales de provincia. De todas las muestras recogidas, solo cinco tenían alguna deficiencia, entre ellas la de Logroño.

El Ayuntamiento logroñés transmitió su queja a la OCU y le recordó que el agua potable suministrada a Logroño había sido sometida a «un completo proceso de desinfección» y que «la Consejería de Salud supervisaba y controlaba la actividad municipal y la calidad del agua». Además, aportó un informe de la Dirección General de Medio Ambiente en el que se indicaba que «en ninguna de las analíticas realizadas durante el año para el seguimiento de la calidad del agua se había detectado contaminación microbiológica alguna». El Ayuntamiento de Logroño explicó en un comunicado que la muestra a la que se refirió el artículo en 2014 se tomó en una vivienda particular sin determinar.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos