El Ayuntamiento justifica la tala del parque México por el «grave riesgo de caída»

El arquitecto municipal avaló eliminar los chopos más enfermos ante la «inviabilidad» de los trasplantes inicialmente previstos

LA RIOJA

lOGROÑO. El Ayuntamiento de Logroño aportó ayer un informe interno, en concreto de la Dirección General de Arquitectura y firmado por su máximo responsable, Rafael Alcoceba, para justificar la tala de árboles en el parque de México ante el inicio de las obras de reforma previstas. La actuación ha provocado numerosas quejas de ciudadanos y del resto de partidos políticos, aunque ayer el Consistorio quiso dejar claro que no había más opciones y que incluso el grave riesgo de caída de varios de los ejemplares era una realidad sin ni tan siquiera acometer la reurbanización.

Así las cosas, Alcoceba, en un informe que también suscribe Joaquín Espert Rodríguez, ingeniero de Espacios Urbanos, advierte de que, si bien inicialmente en el proyecto de ejecución de las obras estaba previsto el trasplante de los árboles de gran porte éste ha sido descartado por «inviable»: «Los árboles que se quieren mantener con vida -explica el escrito- son populus alba, de vida corta, crecimiento rápido y en estado casi de senencia, con gran riesgo de caída por el duramen o podredumbre del interior del tronco». «Además -continúa-, presentan carpóforos y cancros por la presencia de hongos, evidenciando su avanzado estado de ejecución».

Alcoceba señala en este sentido que «este estado les confiere una gran pérdida de resistencia mecánica por lo que ya se encuentran en grave riesgo de caída sin previo aviso» y añade que «la simple ejecución de las obras de urbanización manteniendo las especies intactas también afectaría gravemente al estado de los mismos, por la rotura de alguna raíz, circulación de maquinaria o compactación del sustrato que agravaría el riesgo de caída ya existente».

Las posibilidad de transplante con opciones de supervivencia quedó «totalmente descartada por los técnicos especialistas por los motivos ya expuestos, además de la época desfavorable, el gran tamaño y la gran extensión de las raíces».

Con estos antecedentes, el informe avala «la eliminación de los chopos más enfermos, intentar el trasplante de los árboles más vigorosos de los presentes, corregir alguna distribución de la zona ajardinada para mantener en su actual ubicación una alineación de los chopos más alejada de las edificaciones y dejar sin alterar el resto de árboles en la plaza a urbanizar (cedros y prunus)».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos