El Ayuntamiento de Logroño concede 1.159 ayudas para la compra de libros y material en Educación Infantil

Las subvenciones suben a casi 64.000 euros

EFELogroño

La Junta de Gobierno Local de Logroño ha aprobado hoy la adjudicación provisional de 1.159 ayudas económicas al estudio, para libros y material didáctico de Educación Infantil para el curso 2017-18 cada una por un importe de 60 euros, lo que supone un total de 69.540 euros.

El portavoz del Equipo de Gobierno Municipal, Miguel Sáinz, ha recordado, en rueda informativa posterior a la reunión semanal de la Junta, que el año pasado se adjudicaron 1.065 ayudas de 60 euros, por un total de 63.900 euros, lo que demuestra la "tendencia al alza en el importe de estas ayudas".

En el curso 2011-12, ha precisado que se adjudicaron 823 ayudas de 40 euros por estudiante y se accedía a ellas con renta per capita por debajo de 5.000 euros anuales; este año, "se conceden 226 ayudas más, con mayor importe por ayuda y exigiendo una renta per cápita mayor, por debajo de los 9.000 euros, mil euros más que en el curso anterior".

El listado provisional de adjudicatarios puede consultarse desde hoy en la web municipal, en el tablón de anuncios del 010 y en la unidad de Educación y ha informado de que "a partir de mañana se abre un periodo de exposición pública para posibles reclamaciones en un plazo de diez días hábiles".

Además, ha indicado que también puede consultarse el listado provisional de admitidos y excluidos para las chiquibecas, con un periodo de reclamación de diez días desde el día de su publicación, para presentar cualquier alegación.

Alumbrado navideño

Por otro, la Junta de Gobierno Local ha aprobado el expediente de contratación para el alquiler, transporte, instalación, conservación y desmontaje de alumbrado navideño en la ciudad de Logroño por un importe de 100.000 euros.

El tipo de alumbrado será "eficiente energéticamente e innovador tecnológicamente en la ciudad de Logroño", ya que según ha declarado Sáinz, "cada año se produce una continua reducción del consumo de energía gracias al uso de tecnología más eficiente" y este año se prescinde de la iluminación incandescente y de alogenuros.

Es tradición, ha comentado, iluminar las zonas más emblemáticas de la ciudad con motivo de las fiestas navideñas pero "siempre bajo criterios de sostenibilidad, apostando por la implantación de las nuevas tecnologías de menor consumo energético, junto al valor estético de las composiciones".

Además, ha adelantado que este año, "para lograr un menor consumo", los días laborables no festivos, la iluminación se apagará a las 22.00 horas, en lugar de a las 24.00 horas y también se incluirá vídeo mapping, con proyección vertical y horizontal con lo que "la interactividad será plena y envolverá al espectador dentro de la película".

Sáinz ha agradecido el "esfuerzo" de las asociaciones de comerciantes que colaboran con la iluminación navideña y que este año "han solicitado más arcos para cubrir más longitud de calle, por lo que el gasto previsto supera el importe anterior un 2,1 por ciento", y en el caso de la asociación La Gran Manzana, este año ha solicitado 66 motivos de iluminación, en lugar de los 21 anteriores.

Control de estorninos

Por último, la Junta de Gobierno Local también ha aprobado el expediente de contratación del servicio de control de dormideros de estorninos en situación de plaga mediante ahuyentación en las zonas urbanas en Logroño, por un importe de 100.417 euros, hasta abril de 2019.

El portavoz municipal ha explicado que la empresa encargada de este servicio utiliza ahuyentadores acústicos ópticos, rapaces nocturnas y diurnas adiestradas para la persecución de bandadas de estorninos, redes de exclusión vegetal, sistemas de explosión de gas y sistemas de luces y difusión láser.

El Ayuntamiento de Logroño, ha recordado que inició el control de los problemas que ocasionan los estorninos en 2014, ya que "crean dormideros urbanos, con la emisión de chillidos durante la noche, y molestias derivadas de la acumulación de excrementos y por malos olores, así como el riesgo sanitario por la transmisión de enfermedades, como la zoonosis".

Durante 2016, ha detallado que las zonas más afectadas fueron por los estorninos fueron las calles Monasterio de Suso, Francisco de Quevedo y el parque San Adrián y se ahuyentaron, aproximadamente, a 275.000 ejemplares.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos