El Ayuntamiento aprueba una rebaja del IBI para paliar la subida del catastro

El Consistorio ha aprobado sus ordenanzas fiscales para 2018, con la reducción al 0,58 del tipo del IBI

LA RIOJA

El Ayuntamiento de Logroño ha aprobado este miércoles sus ordenanzas fiscales para el ejercicio 2018, que incluyen como aspecto más destacado la reducción del tipo del IBI del 0,59 al 0,58, un punto que ha contado con los votos a favor de PP, Ciudadanos y PSOE y en contra de Cambia Logroño y PR+. De este modo, los impuestos, tasas y precios públicos municipales para el año próximo podrán entrar en vigor a 1 de enero, explica Europa Press.

En la sesión plenaria extraordinaria que se ha celebrado esta mañana, la concejala de Hacienda, Mar San Martín ha defendido que "apostamos nuevamente por bajada de impuestos", fundamentada en la reducción del IBI, "sin olvidar que amplía las bonificaciones existentes", un instrumento "importante que ha ahorrado casi un millón de euros a los contribuyentes logroñeses", e introduce otras nuevas.

Más

Como propuestas generales del proyecto de las ordenanzas, ha destacado "la aprobación del IBI para 2018 con un tipo impositivo de 0,58", una centésima menos de lo previsto, "ya que la primera propuesta de este equipo de Gobierno era su congelación en el 0,59", una rebaja que supone una reducción del 2%.

Ha recordado, en este sentido, la solicitada revisión del valor catastral, de un 4%, que está pendiente de aprobar, "y que se compensaría en parte esa actualización del IBI". Así, ha señalado, "en términos concretos, con un recibo medio de 309 euros por inmueble, con la revisión catastral subiría en unos 12 euros, y con la reducción del IBI, supone que sube finalmente unos 6 euros al año".

En otros aspectos, ha recordado las bonificaciones para actividades económicas de interés, sobre todo comercio minorista y centros especiales de empleo, en un 50%, que sube al 75% si están en el Casco Antiguo. En el resto de tributos, IAE, Vehículos y Plusvalías, se mantendrán las bonificaciones; y en el ICIO, se introduce un nueva bonificación según la moción de Cs, aprobada en noviembre, para obras en inmuebles para un negocio por emprendedores.

En las tasas, se congelan, solo con algunas modificaciones relacionadas con los pagos por el servicio de extinción de incendios, la circulación de vehículos pesados o las terrazas y veladores; y, en precios públicos, "siguen congelados desde 2011", y solo se modifica el precio de campamentos para hacerlos por día.

Para San Martín, "las modificaciones suponen un ejercicio de diálogo, hacemos nuestras algunas propuestas de algunos Grupos, como la rebaja del IBI propuesta por Cs o PSOE", mientras que ha calificado como "imposible de aceptar la propuesta del PR+ de bajar el tipo al 0,51, por la reducción de ingresos que supondría". El resto de enmiendas "no han podido ser acogidas porque no es posible su gestión".

"La bajada de impuestos supone 550.000 euros de reducción de ingresos para el Ayuntamiento. Hacemos un esfuerzo fiscal que conllevará un ajuste presupuestario para dar los servicios con la misma calidad, no se puede llegar a todo", ha finalizado advirtiendo la edil de Hacienda, que ha subrayado, de todas maneras, la buena situación económica municipal.

Los grupos

Por parte del Grupo Mixto, el regionalista Rubén Antoñanzas ha defendido sobre todo su propuesta de bonificación para los autónomos del 95%, "la máxima que permite la ley". Ha criticado que "nos venden como un regalo la bajada del IBI al 0,58, cuando por la puerta de atrás nos han metido un aumento del 4%, con lo que al final el IBI va a subir en torno a un 2%".

"Lamentablemente -ha dicho-, no vamos a ver bajada, además porque las obras este Ayuntamiento las paga dos veces: Primero de Mayo, Casa del Cuento o el préstamo del soterramiento". "No nos bajan los impuestos, el resto son fotos", ha asegurado el portavoz del PR+, quien ha argumentado que "sí creo que se pueden bajar los impuestos priorizando las necesidades".

El portavoz del Grupo Municipal de Ciudadanos, Julián San Martín, ha realizado llamadas a la responsabilidad para aprobar las ordenanzas fiscales "para que entren en vigor a 1 de enero", aunque ha criticado "la falta de diálogo" en temas como las plusvalías o la subida "sin hablar con nadie" del valor catastral.

Ha lamentado, por ello, "la mala gestión y la falta de planificación, hemos tenido día y medio para negociar, esto no es aceptable", aunque ha apelado de nuevo a la "responsabilidad" para aceptar sus propuestas sobre el IBI o sobre el ICIO, "que tuvimos que llevar por moción al pleno, algo inédito". "Lo importante -ha concluido- es que los logroñeses tengan más dinero en el bolsillo y se ayude a los autónomos".

El portavoz de Cambia Logroño, Gonzalo Peña, ha afeado la forma de convocar el pleno "en un día, una falta de respeto a los concejales". Ha lamentado que no se hayan aceptado sus enmiendas "que podían haber contribuido a la mejora de la ciudad", como el recargo del 50% para pisos de entidades bancarias vacíos más de un año, el recargo por uso abusivo el agua o gravar a las eléctricas por el uso del dominio público.

"El problema -ha señalado- no es bajar los impuestos, sino a quién se baja y para qué". Por eso, ha argumentado, "nuestras propuestas están basadas en la progresividad, por una fiscalidad justa, ambiental y solidaria, porque su fin no debe ser recaudar sino mejorar los servicios públicos y la vida de la gente".

Por parte del Grupo Socialista, su portavoz Beatriz Arraiz ha apuntado igualmente su desacuerdo con la forma de convocar el pleno y respecto al IBI, ha afirmado que "no se aprueba ninguna rebaja, porque de forma unilateral se solicita la revisión catastral, con la subida del 4%, había que minorar la subida excesiva con la reducción del tipo impositivo, al 0,58, y eso es positivo que se haya asumido".

Se ha mostrado "no del todo de acuerdo con que las bonificaciones supongan rebaja de impuestos, porque muchas no cumplen con redistribución de la riqueza, por ejemplo, las de familias numerosas solo por serlo, no son justas". "El ciudadano se irá de este pleno con la idea de que le van a bajar los impuestos, pero que va a pagar más", ha finalizado ironizando.

Para cerrar el debate ha intervenido la alcaldesa Cuca Gamarra, quien ha señalado que "en el ranking que elabora el Ayuntamiento de Madrid, Logroño está el puesto 12 de menor presión fiscal entre las 52 capitales de provincia, y eso, con muy alta calidad de los servicios públicos". Ha recordado, por ejemplo, las bonificaciones para emprendedores y familias numerosas, o bajadas en impuestos como el IAE o el ICIO.

"Se pagan menos impuestos que hace unos años y se reciben mejores servicios, y eso es fruto de una buena gestión municipal", ha recalcado la primera edil, quien ha reconocido que va a haber una caída "importante" de ingresos por las plusvalías, y por eso "nos hemos acogido con total transparencia" a una solución, la revisión del valor catastral.

"Y Logroño se va a mantener en el equilibrio de impuestos bajos y alta calidad", ha afirmado Gamarra, quien ha adelantado que este principio se verá reflejado también en el proyecto de presupuestos municipales 2018 que se va a presentar mañana mismo "con los ajustes necesarios por la rebaja del IBI".

Fotos

Vídeos