Los autobuses de Logroño recortarán a 15 minutos las frecuencias de paso los fines de semana

Autobuses urbanos en Logroño. / Justo Rodriguez

La medida afectará a las líneas 1, 2, 3, 4, 5 y 9

LA RIOJALogroño

La Junta de Gobierno Local ha aprobado hoy reducir el tiempo de paso de todas las líneas de autobuses urbanos durante los fines de semana, pasando de 30 minutos a 15 los sábados y de una hora a 30 minutos los domingos, la mitad de los establecido hasta ahora en algunas líneas.

Así lo ha anunciado la alcaldesa de Logroño, Concepción Gamarra, en una rueda informativa que recoge Efe donde ha recordado que esta "importante mejora" del servicio de transporte urbano responde a un modelo de "movilidad sostenible y responsable que proporciona una ciudad mejor para vivir".

El incremento de frecuencias del servicio de transporte urbano durante los fines de semana, ha precisado que queda generalizado para todas las líneas, excepto las números 6, que tiene un horario especial; la 7 y la 11, que únicamente operan de lunes a viernes; y para los sábados festivos y los meses de julio y agosto.

Las modificaciones que unifican frecuencias afectan los sábados a la línea 3 (Villamediana-Las Norias), ya que "el resto ya tenían el tiempo de paso establecido cada 15 minutos"; y los domingos a la 1 Lardero-Hospital San Pedro, 2 (Yagüe-Varea), 3 (Las Norias-Villamediana), 4 (Palacio de Congresos-Pradoviejo), 5 (Madre de Dios-Valdegastea) y 9 (Pradoviejo-Las Norias), ha enumerado.

Parada en el centro de salud de Villamediana

Otra de las novedades, ha anunciado que es el cambio de recorrido en el casco urbano de Villamediana, "a solicitud de sus vecinos, que demandaban una parada frente al Centro de salud".

Las nuevas frecuencias entrarán en vigor una vez que los Ayuntamientos de Lardero y Villamediana tramiten los convenios de las líneas que les prestan servicio, aunque Gamarra ha estimado que "el objetivo es que las nuevas frecuencias comiencen a funcionar durante el primer trimestre del año, como muy tarde en marzo".

Cuca Gamarra detalla los cambios en los autobuses urbanos de Logroño.
Cuca Gamarra detalla los cambios en los autobuses urbanos de Logroño. / AYTO. LOGROÑO

Con esta nueva medida, ha subrayado que el Ayuntamiento de Logroño "apuesta por los autobuses urbanos como medio de transporte para la ciudad" ya que se trata de un medio "más sostenible, menos contaminante y más seguro y económico".

En total, ha precisado que los autobuses urbanos incrementarán su recorrido anual en 122.000 kilómetros -en 2017 recorrieron 2.731.805 kilómetros-, con una estimación de aumento de viajeros en 158.491 al año, en un servicio que el pasado año registró 10,4 millones de viajeros, un 3,42 por ciento más que en 2016.

Desde el año 2015, ha indicado que "se están recuperando las cifras de uso del transporte público en Logroño" debido al "momento de recuperación económica en el que nos encontramos y la buena gestión de políticas de movilidad acordes con una ciudad sostenible y responsable medioambientalmente".

Un transporte, ha subrayado que es "más económico, pero también moderno y cómodo", con precios reducidos para distintos colectivos, como familias numerosas, jóvenes, jubilados y personas con discapacidad, entre otros; y una flota renovada, en un cincuenta por ciento, en los dos últimos años.

Mahyor equipamiento

Entre otras mejoras del servicio de transporte, ha citado la instalación de desfibriladores, la posibilidad de pagar con el móvil, wifi libre y gratuita, validez del bono bus de estudiante durante todos los días del año y la ampliación de la gratuidad hasta los diez años, incluyendo a los pequeños de Villamediana y Lardero.

Por otra parte, Gamarra ha presentado los datos del balance de utilización del servicio de transporte en la ciudad durante 2017, que supuso un incremento en todos sus títulos; el más usado ha sido el bonobús, por el 31,46 por ciento del total de viajeros, con 3,28 millones de viajes, y que supone un precio de 052 euros, "el más barato de toda España".

El resto de títulos, ha indicado que también han experimentado un incremento en su uso durante el año 2017, como el billete normal con 3,21 millones de usos, lo que supone un 30,79 por ciento del total; su precio se mantiene desde hace seis años.

El "bonopeque", ha recordado que ha ampliado su cobertura hasta los niños de 10 años, con la finalidad de "fidelizar a los pequeños viajeros en el uso del transporte urbano y así fomentar la movilidad urbana sostenible y garantizar su continuidad en un futuro".

Tarifas especiales

Durante el año 2017, ha informado de que el "bonopeque" ha sido utilizado por 301.405 viajeros, lo que supone un incremento del 5,2 por ciento respecto a 2016.

El billete de tarifa reducida, para mayores de 65 y discapacitados, ha matizado que ocupa el tercer puesto, con 2.216.939 viajeros durante 2017, mientras que el título para estudiantes de Logroño asciende a 818.529 viajes, que ha descendido respecto al año pasado en casi 2.000 viajes.

En lo relativo a las familias numerosas, que "desde el año pasado se benefician de una nueva tarifa reducida", ha indicado que en estos momentos hay expedidos 2.462 bonobuses que acreditan esta condición.

Aunque "prácticamente todas las líneas han experimentado un crecimiento respecto al año anterior", ha aclarado que el orden de afluencia de viajeros continúa siendo el mismo, ya que las líneas 2, con 2,15 millones de viajeros; la 1, con 1,69 millones de viajeros; la 3, con 1,61 millones; y la 10, con 1,49 millones, son las más demandadas.

Por último, en cuanto a las cifras por meses, el número de viajeros que ha utilizado el transporte urbano se ha incrementado en nueve de los doce meses del año, siendo marzo el que más viajeros registró, mientras que en abril descendió un 14,75 por ciento, "coincidiendo con las vacaciones de Semana Santa", ha concluido.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos