El autobús recupera la frecuencia de 15 minutos el sábado y de 30 el domingo

Uno de los autobuses urbanos de la capital, en una parada recogiendo viajeros. ::/  L.R.
Uno de los autobuses urbanos de la capital, en una parada recogiendo viajeros. :: / L.R.

La Junta de Gobierno local retoma los horarios de fin de semana para todas las líneas, suprimidos en el 2012

MARÍA JOSÉ LUMBRERAS* MJLUMBRERAS@DIARIOLARIOJA.COM LOGROÑO.

Novedades en el transporte urbano para los fines de semana, de manera que todas las líneas tendrán una frecuencia de 15 minutos los sábados y de 30 los domingos. La medida afecta, los sábados, a la línea 3, Villamediana-Las Norias, porque las demás ya disponen de autobuses cada cuarto de hora, mientras que los domingos se ve mejorado el servicio de la 1, Lardero-Hospital San Pedro; la 2, Yagüe-Varea; 3, Las Norias-Villamediana; la 4, Palacio de Congresos-Pradoviejo; la 5, Madre de Dios-Valdegastea y la 9, Pradoviejo-Las Norias.

LOS DATOS

10.437.351
usos registraron los autobuses urbanos de la capital en 2017, el 3,42 por ciento más que en 2016.
2,5
millones pone el Ayuntamiento para cubrir los costes que no alcanzan con tickets y bonos.
2.159.001
usos registra la línea 2, la Yagüe-Varea, que es la más utilizada de la red de transporte urbano.

La Junta de Gobierno aprobó ayer esta reducción de frecuencias, que ya estuvo operativa en el año 2012, pero que se recortó a cuenta de un ajuste de costes y la crisis económica, según se argumentó entonces. La implantación de la medida cuesta 150.000 euros, recordó ayer el PSOE, quien se fijó en que fue el mismo PP quien en su momento decidió retirar esta medida

Otra de las novedades que se aplicará en breve afecta también a la línea 3 y al recorrido del autobús por el casco urbano de Villamediana, dado que ahora habrá parada en el centro de salud de la localidad.

La alcaldesa, Cuca Gamarra, contó ayer, en el salón de retratos de la casa consistorial, que los autobuses urbanos de la capital han registrado a lo largo del 2017 hasta 10,4 millones de desplazamientos, el 3,42 por ciento más que en el 2016, cuando fueron 10.080.180.

Se calcula que en el 2018, a cuenta de las nuevas medidas, los autobuses urbanos harán 122.000 kilómetros más, frente a los 2.731.805 kilómetros del 2017, con una estimación de aumento de viajeros de 158.491.

Según la alcaldesa, «el momento de recuperación económica y la buena gestión desarrollada nos permiten tomar esta decisión que se enmarca en la apuesta que hemos hecho por el transporte urbano como eje de la movilidad sostenible de nuestro modelo de ciudad».

Se fijó, además, Gamarra, en que en los dos últimos años se ha renovado la mitad de la flota del servicio de transporte urbano, a la vez que se han introducido mejoras como desfibriladores, el pago con el móvil, wifi libre, validez del bono de estudiante todos los días del año o la gratuidad hasta los diez años.

Sobre el precio del autobús urbano, la alcaldesa recordó que la capital posee uno de los precios más asequibles de España y que así va a seguir siendo. El precio del billete no cubre el coste del servicio, contó, y por ello el Ayuntamiento aporta un canon de unos dos millones y medio al año.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos