Atrevidos jabalíes

EDUARDO GÓMEZ

Los jabalíes que tanto abundan en nuestros montes están saliendo de sus dominios y con una osadía digna de mejor causa, se permiten invadir nuestras calles, al parecer en busca del condumio del que escasea en su hábitat. Se juegan el pellejo pues no se les informa del error de su camino, sino que despiadadamente se les abate a tiros, a veces en plural, pues los encargados de frenar sus excursiones no son expertos habituales en cacerías. La medida no se corresponde con las numerosas campañas que se publican en favor de nuestra fauna. Acaso sería cuestión de estudiar la colocación de unos comederos en el lindero de nuestra zona urbana, periódicamente abastecidos de sus alimentos predilectos, para frenar sus correrías urbanas, algo similar a lo que ya se viene haciendo con las rapaces, a las que se les nutre abasteciendo los distintos controles de aprovisionamiento repartidos por nuestros montes.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos