Más alojamientos para más turistas

Susana Palacios, responsable del hostel Winederful, en su establecimiento de la calle Herrerías de la capital. :/Miguel Herreros
Susana Palacios, responsable del hostel Winederful, en su establecimiento de la calle Herrerías de la capital. : / Miguel Herreros

Los visitantes están encontrando en la capital más hoteles, pero también otras fórmulas nuevas, como albergues y hostales | Crece la oferta de plazas en Logroño ante el aumento de viajeros

María José Lumbreras
MARÍA JOSÉ LUMBRERASLogroño

Hay movimiento. El sector hotelero logroñés suma plazas y lo hace en todos los frentes, es decir, en el de los hoteles de más categoría, pero también en otras modalidades de alojamiento más baratas y de moda. ¿Ha tocado techo el fenómeno? El responsable regional de Turismo, Eduardo Rodríguez Osés, no cree que estemos hablando de una burbuja. Sencillamente, «tenemos atractivo y hay países con economías convergentes que están creciendo y con una población que quiere conocer». Está el tirón de las bodegas, indiscutible para los profesionales del sector consultados. Y también el Camino de Santiago, que tanto gusta entre los asiáticos, por ejemplo. Añade Rodríguez Osés que a la demanda de plazas se ha añadido mucha población joven que viaja y que primero se desplaza a las grandes ciudades del mundo, que si París, Londres, Venecia, Barcelona... pero luego, en muchos casos, busca otras cosas. El turismo gastronómico también nos está reportando estupendos réditos; el director general comenta el caso de un profesional de La Rioja Alta que en un año ha dado más de 35.000 comidas.

osé Salgueiro, en el hotel Calle Mayor.
osé Salgueiro, en el hotel Calle Mayor. / Miguel Herreros

El hotel Fuerte Ruavieja, de cuatro estrellas, abierto hace muy pocos meses, aún tiene que sumar habitaciones a su oferta, las que darán a la calle Marqués de San Nicolás. Y en marcha se encuentra la rehabilitación del edificio de Correos, cuyo futuro finalmente se concretará como hotel también de la cadena Eurostars. El hotel Calle Mayor, de cuatro estrellas igualmente, abrió hace seis años y hace unos meses añadió a su edificio inicial el contiguo reformado. Su responsable, José Salgueiro, señala el aumento de la oferta de plazas durante los seis años de existencia del Calle Mayor. Si los meses de invierno puro y duro -de diciembre a marzo- el trabajo está más relacionado con el turismo nacional y de empresa, el resto del año sus clientes son, en general, extranjeros interesados por lo cultural y lo gastronómico, cuenta. También entiende que las estancias cortas forman parte de la dinámica de la ciudad, inmersa en una especie de circuito que Logroño conformaría con otras ciudades del norte de España -Bilbao, San Sebastián...-.

LOS DATOS

HOTELES
Total de hoteles
Son 17, con 1.870 plazas. El último en sumarse, el Fuerte Ruavieja.
Estrellas
No hay de 5. La mayoría son de 3 (9 establecimientos con 1.165 plazas) y de 4 (7, con 952). Tampoco hay de 2 estrellas y solo figura uno registrado de 1 estrella, con 53 plazas.
OTRAS FÓRMULAS
Hostales
El registro recoge cuatro de 2 estrellas, con 117 plazas.
Pensiones
Son 34 con 305 plazas.
Apartamentos
Son cuatro, con 81 plazas.
Albergues turísticos
De momento son cinco, con 283 plazas.
Campings
Uno, con 246 plazas.
Viviendas de uso turístico
272.
TURISTAS
Noviembre
42.201 viajeros en La Rioja. Pernoctan dos días. El 4,7% más que el año pasado. De enero a noviembre, 550.000 viajeros en hoteles y 1 millón de pernoctaciones.

Quienes están invirtiendo en el sector han detectado el interés del viajero por alojarse en el mismo centro histórico de la capital. Y ello hace que se estén materializando allí nuevas iniciativas. Los albergues fueron llegando -con más profusión en el último lustro- para cubrir una demanda de plazas para peregrinos que en verano solo se solucionaba con la apertura estival de un polideportivo municipal. Ahora los hay que unos meses se ocupan más de peregrinos y otros más de turistas convencionales. Y, en los últimos tiempos, alguno de estos albergues, como el que fue de los primeros para peregrinos, Check-In, ha añadido la fórmula 'hostel' a su nombre.

Quienes están invirtiendo en el sector han detectado el interés del viajero por alojarse en el centro histórico

El primero que usó esta denominación más novedosa, que en la norma regional no existe como tal, sino que se entiende como un nombre comercial, fue el 'Entresueños', estos días cerrado por vacaciones, en un edificio de Portales que antes usó la Cámara de Comercio.

Winederful Hostel & Café, en la calle Herrerías, abrió hace cuatro meses y ya ha deparado un premio FER Emprende a su impulsora, Susana Palacio, quien cuenta que, de momento, y eso que es invierno, le da para pagar las facturas. Para su puesta en marcha, buscó inspiración en 'hostels' de Brujas, Berlín, Praga, Cracovia y ello incluye generar un ambiente especial que ella quiere propiciar con actividades con bodegas, que se ponen en marcha ya, o cocinando recetas típicas con sus huéspedes o con visitas guiadas, entre otras posibilidades. Quienes durmieron el miércoles allí lo hicieron por 16 euros, desayuno incluido.

Edificio rehabilitado frente a Palacio para apartamentos turísticos.
Edificio rehabilitado frente a Palacio para apartamentos turísticos. / Miguel Herreros

Y, entre lo último en llegar, se encuentra el edificio de Travesía de Palacio 6, justo frente a Santa María de Palacio, con apartamentos turísticos de una, dos y tres habitaciones, más pensado para el público familiar y también joven, aquel que quiere hacerse el desayuno en su cocina y así le sale el viaje a mejor precio. Los pioneros en esta fórmula en la capital fueron los Apartamentos Sagasta, estrenados como tales en 2009, y muy solos en esta oferta durante años.

Ahora, ante el interés detectado, el Ayuntamiento mira con atención la rehabilitación de algunos edificios en el centro histórico, sobre todo los más próximos a la calle Laurel. Si finalmente acabaran inscritos en el registro regional de alojamientos turísticos, el importe de la ayuda municipal a la rehabilitación se reduciría. Las últimas bases de subvenciones contemplan ya estos casos de viviendas que puedan ir a usos no residenciales.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos