Cs advierte al PP: «Si Gamarra se presenta, o gana por mayoría o será jefa de la oposición»

San Martín recuerda el acuerdo firmado y el compromiso personal de la alcaldesa para no optar de nuevo a la Alcaldía de Logroño

JAVIER CAMPOS LOGROÑO.

Que Cuca Gamarra no descarte volver a encabezar la lista del PP en las elecciones municipales del 2019 ignorando el acuerdo de investidura alcanzado con Ciudadanos (Cs) que le permitió volver a ser alcaldesa en el 2015 ha provocado la reacción en cadena de las fuerzas con representación en el Ayuntamiento de Logroño. La primera, por parte de los 'naranjas', que ponen en entredicho 'el valor de la palabra dada'.

«Si Cuca Gamarra no cumple el pacto firmado con Cs y se presenta por el PP a la reelección como alcaldesa de Logroño, o gana las elecciones por mayoría absoluta o será la jefa de la oposición. ¡Fijo!». «El incumplimiento de la palabra es un acto de violencia, una deshonestidad. No hacer lo que se dice o incumplir los acuerdos son actos hostiles que resultan una burla y una falta de respeto hacia los demás, que comprometen la seriedad e integridad personal, y además fomentan el conflicto y la discordia. ¡Cada uno sabe lo que busca!».

Así se despachaba el portavoz del grupo municipal de Cs, Julián San Martín, nada más leer la entrevista publicada por Diario LA RIOJA en la que la alcaldesa afirmaba que «los candidatos del PP los decide el PP internamente, no ningún otro partido» y en la que, incluso, añadía que «Cs no tiene nada que entender al respecto» pues los acuerdos, en referencia al de investidura, «tienen muchos aspectos firmados». Y lo hacía vía redes sociales enlazando el titular de las páginas de este periódico.

«Lo primero que se traduce es que la alcaldesa está nerviosa y habla de política ficción, del 'y si...'. Cs habla de política real. Nosotros trabajamos por la ciudad, dando estabilidad para su gobernabilidad, enmendando los presupuestos, proponiendo con nuestras mociones; y ella por lo que se ve está más preocupada por su sillón y por buscarse una salida. Tiene un acuerdo firmado con Cs por Logroño y un compromiso personal con los logroñeses», declaraba San Martín ya a este periódico recordando la «palabra dada» de Gamarra e incluso que, según dijo en su día, ella ya tenía decidido no estar más de ocho años como alcaldesa. «Los logroñeses sabrán con quién se juegan los cuartos», espetó el portavoz 'naranja'.

Desde Ciudadanos interpretan la entrevista como un «mírame, aquí estoy» de la alcaldesa de Logroño a Mariano Rajoy -por aquello de «los candidatos del PP los elige el partido a nivel nacional»- . «Nosotros seguiremos trabajando por y para Logroño, nuestra ruta está trazada y continuaremos dando los pasos para los que llegamos aquí y los ciudadanos nos eligieron. En cuanto al PP y a Gamarra... ¿Renovarías tú el contrato con alguien que no cumple?», sentenció San Martín mientras su compañera, María Luisa Alonso, recurría a lo de 'maldita hemeroteca' para recordar las palabras de la hoy alcaldesa tras firmar el acuerdo con Cs en la previa a tomar posesión 'por última vez': «Tomaré posesión mañana como alcaldesa y no volveré a concurrir a unas elecciones liderando una candidatura para el Ayuntamiento de Logroño. Es un compromiso mío, personal».

El PP de La Rioja hablaba ayer por boca de su secretaria general, María Martín, explicando que la designación de candidatos «ahora no toca». «El partido, en este momento, está centrado en el trabajo y en continuar con sus políticas en las distintas administraciones que gobierna y no piensa en candidatos. Aún falta un año y tres meses para las elecciones, cuando toque ya se hablará y hablarán quienes tienen que hacerlo, que están perfectamente establecidos en los estatutos del partido», aseveraba para precisar que el presidente y el comité electoral regional proponen y el presidente y el comité nacional confirman.

El resto de la oposición municipal aprovechaba la entrevista para dejar claro que la alcaldesa «no tiene palabra» y miraban a Cs por las consecuencias que pueda tener de cara al futuro. «Lo vendió como algo decidido por ella misma y ahora, como no le convence, deja la puerta a abierta a volver a presentarse. Echa un órdago demasiado grande», decía ayer la portavoz socialista y jefa del principal partido de la oposición, Beatriz Arraiz, quien interpreta el 'donde dije digo, digo Diego' de Gamarra como prueba evidente «de su manera de ser con todo».

Desde Cambia Logroño, Gonzalo Peña entiende que las declaraciones de la regidora dejan en evidencia, «una vez más», que el acuerdo de investidura PP-Cs era un «brindis al sol». «Poco tiempo le ha costado a Cuca Gamarra reírse de Cs en particular y de la ciudadanía en general por incumplir lo firmado por puro interés personal. Eso dice qué tipo de persona es, qué alcaldesa tenemos y qué clase de palabra tiene».

Rubén Antoñanzas, concejal del PR+, consideraba que «quien debe mover ficha es Cs, pues con el incumplimiento del acuerdo la pelota está en su tejado. Gamarra adquirió un compromiso con Cs y es problema interno de ellos». Para el regionalista, se impone el «respeto» a los procesos internos de los partidos para designar a tal o cual candidato y dice «no saber hasta qué punto otro partido debe condicionar a quién poner o no».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos