La Administración hace ruido

El vecino que presentó la reclamación asegura que el pasado verano ya hubo cambios en la maquinaria del Joaquín Elizalde. </p><p>juan marín/
El vecino que presentó la reclamación asegura que el pasado verano ya hubo cambios en la maquinaria del Joaquín Elizalde. </p><p>juan marín

Logroño sin Ruidos denuncia la frecuencia con que la climatización de dotaciones y equipamientos públicos excede decibelios | El Carpa, el polideportivo Lobete, el nuevo Palacio de Justicia... El Joaquín Elizalde es el último caso que lleva a la asociación a exigir mayores controles

Javier Campos
JAVIER CAMPOSLogroño

«Lo de los sistemas de climatización de dotaciones y equipamientos públicos es algo que trae cola desde hace años. Empezamos con el Carpa, seguimos con el polideportivo Lobete, luego fueron los nuevos juzgados y ahora tenemos el centro de salud Joaquín Elizalde. Desconocemos cómo se lleva a cabo la contratación de equipos de refrigeración y calefacción por parte de la Administración, pero desde luego no es el modo correcto cuando el cumplimiento de la propia normativa antirruidos queda a expensas del ciudadano, que si denuncia les obliga a tomar medidas; y si no lo hace, pues eso que se ahorran».

Las declaraciones de Fernando Mangado, de la asociación 'Logroño sin Ruidos', llegan a raíz del requerimiento por parte del Ayuntamiento de Logroño al Servicio Riojano de Salud (SERIS) para reducir los decibelios de más que genera la maquinaria de la cubierta del centro sanitario de Madre de Dios-San José tras la reclamación de un vecino de los bloques de al lado.

Casos más notables

CARPA
Vecinos del entorno del centro de alta resolución se quejaban del ruido de la maquinaria del aire acondicionado tras su puesta en marcha en el 2007
Pista de hielo del polideportivo Lobete
Ya hubo problemas cuando se ubicaba en la carpa de la plaza del Mercado y se trasladaron al polideportivo, donde el generador de frío fue 'denunciado' en el 2007.

El del Joaquín Elizalde, según Mangado, es el último caso de una lista que no para de aumentar. Dotaciones, equipamientos y servicios nuevos, recién construidos generalmente, que se ponen en marcha con sistemas de climatización que no se ajustan a lo establecido en la ordenanza de protección del medio ambiente contra la emisión de ruidos y vibraciones en la ciudad de Logroño. El propio concejal de Medio Ambiente, Jesús Ruiz Tutor, reconocía precedentes tanto en el Carpa -que se solucionó con pantallas acústicas- como en el hospital San Pedro. «Que sea la propia Administración la que incumple no tiene justificación alguna», sentencian desde la asociación.

Logroño sin Ruidos aconseja a cualquier afectado por este tipo de instalaciones que denuncie. «Lo primero es denunciar, sin denuncia es como si no hubiese problema y, por tanto, nadie tomará soluciones», concluye. El caso más reciente es el del centro de salud Joaquín Elizalde, donde el Ayuntamiento ya ha abierto el correspondiente expediente y ha dado un mes de plazo para que la Administración regional adopte las medidas necesarias para reducir el ruido emitido al exterior por el citado sistema, que para más inri fue reparado pocos días antes a la espera de unas obras de mejora en la instalación.

Diario LA RIOJA sacó a la luz el problema tras una reclamación vecinal registrada ante la Administración local, que tras la correspondiente medición concluyó que se excedían los niveles de ruido permitidos en 3,2 decibelios. El vecino en cuestión, puesto en contacto con este periódico, recuerda que el problema viene de lejos, concretamente de la puesta en marcha del centro de salud. Ya entonces hubo recogida de firmas y correcciones... «pero no las suficientes».

El autor de la reclamación, además, asegura que hasta hace nada la maquinaria funcionaba también los fines de semana y en horario nocturno, algo que en su momento ya se abordó, y que ahora «a las 7 de la mañana ya suena aunque el ambulatorio abra a las 8». Además, tras la última reparación de la bomba de calor, «ha aumentado el ruido».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos