La Rioja

El Ayuntamiento rechaza las alegaciones vecinales contra el plan del viejo Maristas

Tanto Building Center como el Ayuntamiento no creen que con los nuevos volúmenes edificables se perjudique a los edificios vecinos. :: j. M.
Tanto Building Center como el Ayuntamiento no creen que con los nuevos volúmenes edificables se perjudique a los edificios vecinos. :: j. M.
  • Desde la Administración local, siguiendo a Building Center, se considera que el nuevo plan no perjudica a las comunidades anexas ni se quitan vistas o luz

Que haya acuerdo político (PP-C's) para la futura aprobación del convenio urbanístico entre el Ayuntamiento de Logroño y Building Center en relación al viejo Maristas no quiere decir que haya acuerdo vecinal. La Administración local, siguiendo la respuesta de la filial inmobiliaria de Caixa Bank a las alegaciones de las comunidades de propietarios afectadas, ha rechazado el grueso de las mismas al entender, fundamentalmente, que ni se incrementa la densidad de población al no haber aumento de la edificabilidad y, además, ni se tapan las vistas ni se quita la luz a los bloques de viviendas ya existentes con las futuras construcciones. «No estamos de acuerdo en que se perjudique a los edificios de las comunidades de propietarios alegantes», concluyen.

La propuesta de acuerdo que se llevará a pleno a principios de julio -después de aplazarse la pasada semana- a la que ha tenido acceso Diario LA RIOJA incluye la respuesta a las alegaciones, políticas y vecinales, y lo cierto es que las de las comunidades de Juan XXIII 11 y Ciriaco Garrido 1 y 3, las de Calvo Sotelo 34 y las de Calvo Sotelo 38 Bis han sido desestimadas.

«No tenemos respuesta oficial alguna, aunque consideramos que el convenio pactado entre PP y Ciudadanos no varía en casi nada lo presentado a principios de año, por lo que nuestra intención es seguir adelante», confirmaba un vecino de una de las comunidades de Calvo Sotelo, sin llegar a descartar los tribunales «por su parte», muy crítico tanto con la supuesta ampliación del polideportivo como del bloque en 'L' que cerrará el mismo en Ciriaco Garrido «sin respetar la alineación y, además, aumentando de tamaño hasta convertirse en un 'mamotreto'».

Administración y propiedad concluyen que el citado nuevo edificio «no limita en absoluto las vistas» y, «en cuanto al soleamiento, está suficientemente separado» de la comunidad de propietarios Juan XXIII 11 y Ciriaco Garrido 1 y 3. De la misma manera, y respecto a las dudas que despiertan las dimensiones de la nueva plaza, estiman que sus 1.352,90 metros cuadrados «garantizan su idoneidad para el uso y disfrute».

Respecto a la petición de no incremento ni del volumen ni de altura del pabellón polideportivo, C's ha solicitado que se estudie para «no generar servidumbres o afecciones a las edificaciones colindantes» -caso del 34 y el 38 Bis de Calvo Sotelo, y así lo 'denunciaban' ambas comunidades-.

En cualquier caso, no es seguro que se llegue a ejecutar. «El convenio no contempla que el Ayuntamiento vaya a ampliarlo», precisa Building Center, quien de todos modos añade que «tal alegación debería ser atendida en el futuro». «Nos aventuramos a decir que los metros adicionales de superficie pública tendrían como finalidad generar un atrio en planta baja, que no es susceptible de alterar las condiciones de los edificios colindantes», se asegura.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate