La Rioja

La Blanca Paloma revolotea por La Grajera

fotogalería

Un grupo de mujeres se fotografía delante del paso con la Virgen del Rocío. :: sonia tercero

  • El acto en la capital riojana reunió a más de 3.000 romeros de las provincias del entorno y constituye el más multitudinario de la cornisa norte

  • La Casa de Andalucía en Logroño celebró la romería del Rocío

Las mujeres la trajeron en andas hasta el lugar que custodia su imagen en La Grajera y decenas y decenas de romeros la recibieron con aplausos. Fue uno de los momentos más emotivos de la romería del Rocío que Logroño celebra desde hace 30 años.

Este acto, con el que la Casa de Andalucía en la capital riojana cerró ayer un fin de semana de citas dedicadas a la Blanca Paloma (el viernes tuvo lugar un pregón rociero y el sábado, una procesión desde la sede de la Casa de Andalucía hasta la iglesia de Valvanera), se ha convertido en el más multitudinario de los que se celebran en su honor en la cornisa septentrional de España.

Más de 3.000 personas llegadas de Vitoria, Santurce (Vizcaya), Santander, Zaragoza y Navarra, además de los logroñeses, se rindieron ante la Reina de las Marismas.

Sentimiento

«Es algo que te prende. La Señora te dice 'tú, conmigo' y ¿para qué le vas a llevar la contraria?», reconocía ayer José Luis Martínez, uno del centenar de socios con que cuenta la Casa de Andalucía en la capital riojana.

Centenares de personas, vestidas con trajes de flamencos, le cantaron a la Virgen del Rocío, una vez la situaron frente a su imagen. Muchas portaban ramos de romero adornando sus varas, en alusión a una conocida sevillana que señala que 'la jara y el romero son las plantas que adornan el camino rociero'.

Antes de conducir la imagen al emplazamiento que albergó la misa de campaña, la colmaron de piropos como 'guapa' y 'bonita' y le dijeron varios 'vivas'.

«Para nosotros se trata de un día muy grande, en el que todo lo hacemos por nuestra Señora», indicó Martínez.

Una jornada que se prolongó hasta bien avanzada la tarde y que contó con un carácter lúdico en las horas posteriores. En las campas de La Grajera y al calor del sol de este verano adelantado, los miles de romeros comieron en cuadrilla, cantaron, bailaron y, sobre todo, lo pasaron bien.

Entre los grupos se pasearon los caballos y los carros con caballos, ya que este evento suma la participación de la asociación de Amigos del Caballo de La Rioja.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate