La Rioja

Viana inicia los trámites para cerrar la planta de orujo del trujal que provoca malos olores

Viana inicia los trámites para cerrar la planta de orujo del trujal que provoca malos olores
  • El Ayuntamiento logroñés volvió a alertar de las emisiones esta semana a las autoridades navarras

Esta misma semana volvió a notarse el olor en Logroño y desde el Ayuntamiento se alertó de nuevo de la situación a las instancias oportunas, indicó el concejal de Medio Ambiente, Jesús Ruiz Tutor. El Consistorio de Viana, por su parte, ha iniciado los trámites para el cierre de la planta de orujo del trujal de Viana, que no se encuentra en las mismas instalaciones del trujal, sino en un paraje situado a dos kilómetros, informaba ayer Diario de Navarra. Y ello porque el 1 de junio se requirió el cierre pero, pasados 15 días sin respuesta alguna de la empresa -Trujal Hacienda Ortigosa, se llama-, «se va a proceder a notificarles el cierre hasta que toda la tramitación esté en orden», explicó el alcalde de la localidad, José Luis Murguiondo, al mismo diario.

Al parecer, aunque la planta tiene licencia de actividad e informe medioambiental previo, no ha aplicado las medidas correctoras recomendadas en el segundo y no ha presentado la declaración responsable ante el Ayuntamiento, por lo que no se ha concedido la licencia de apertura, según la información de que dispone el periódico navarro. Eso sí, a partir de este momento, será el departamento de Medio Ambiente del Gobierno navarro el que se ocupará del caso, dado que suyas son las competencias para llevar a cabo las investigaciones y los expedientes que pudieran derivarse.

Requerimientos anteriores

Durante los últimos días de mayo olía muy mal en Logroño -la fetidez se constató en todas las zonas de la capital, incluido El Espolón, en pleno centro- y las indagaciones de la Policía Local situaron el origen en un trujal entre Viana y Mendavia. El Ayuntamiento de la capital instó al Gobierno riojano, a través de la Dirección General de Calidad Ambiental a que, a su vez, requiriera al foral a iniciar una investigación de forma que estas instalaciones fueran inspeccionadas y se comprobara si se ajustaban a la normativa. «Lo que pedimos es que se solucione», insistía ayer el concejal logroñés, Jesús Ruiz Tutor.

En cualquier caso, los de estos últimos días no han sido los primeros choques de la empresa con la Administración porque ya en marzo el departamento de Medio Ambiente navarro requirió al trujal un informe técnico elaborado por una firma independiente sobre las emisiones de la chimenea, así como otro solicitando información de las causas de los humos y malos olores, alegó el diario de la comunidad vecina. Este pasado miércoles, día 14, los técnicos de la Administración Foral inspeccionaron la empresa.

Por su parte, desde el trujal insistieron en que tienen todos los permisos en regla y en que no hay por qué alarmarse. También aseguraron que estos días han empezado a analizar los filtros para la chimenea, de forma que puedan dar con los que mejor se ajusten a las necesidades y, si es preciso, cambiarán algunos.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate