La Rioja

Las licencias del hotel de Ruavieja y del edificio de la Mayor cambian de dueño

La casa fuerte de Ruavieja se convertirá en hotel de cuatro estrellas después de mucho tiempo con las obras paradas. :: sonia tercero
La casa fuerte de Ruavieja se convertirá en hotel de cuatro estrellas después de mucho tiempo con las obras paradas. :: sonia tercero
  • El Ayuntamiento accede a que el nuevo propietario de los inmuebles del plan Mercaderes se haga con los permisos para seguir las obras, paradas hace 4 años

La firma de promoción inmobiliaria Ruavi 2016 SL, vinculada a la empresa Hermanos Hernáiz, hasta hace poco Finca La Emperatriz, ya se ha hecho con la propiedad del futuro hotel situado en la calle Ruavieja 22, 24, 26 y también con los inmuebles que se estaban levantando de 22 viviendas en la calle Marqués de San Nicolás 48, 50 y 52 y en Ruavieja 18 A-B, fincas hasta ahora de Comsa -Constructora de Obras Municipales S.A.-. Tras la operación de compraventa entre las partes, materializada a mediados de abril, el Ayuntamiento ha tramitado el cambio de nombre de las licencias de construcción de las dos intervenciones, cuya finalización quedó interrumpida hace cuatro años debido a las dificultades a las que hubo de enfrentarse la empresa que las empezó.

En el caso del hotel, las licencias iniciales son del año 2011. En julio de aquel año se concedían de actividad y obra, a la vez que se aprobaba el proyecto básico y de ejecución para afrontar la construcción. Unos meses después, ya en el 2012, se resolvió dar el visto bueno a la propuesta de intervención, referidas a la piedra, y seguimiento de las obras de reconstrucción de los edificios de Ruavieja 22 y 24, que cuentan con la protección máxima que prevé el plan general municipal, es decir, I y II. Y finalmente hubo otra propuesta aprobada, en este caso, para la estructura de madera.

En lo que a las viviendas de la calle Marqués de San Nicolás 48, 50 y 52, y también de Ruavieja 18 A-B, las licencias son anteriores. Fue en el 2008 cuando se aprobó el proyecto básico para los edificios -en aquel momento había un tercer edificio, el de Ruavieja 26 y 28, que luego se incorporó al hotel- y se constituyó una fianza de 30.000 euros para garantizar la reposición de los posibles daños en el dominio público por las obras. En el 2012 se modificó el proyecto básico y de ejecución para sacar el 26 y 28 de Ruavieja.

En los dos casos, el Ayuntamiento accede al cambio de titularidad si bien en el de las viviendas pide la fianza de 30.000 euros a la nueva firma y devolverá la que había a Comsa.

La historia del plan Mercaderes es larga. Se adjudicó en el 2004 a la unión temporal formada por Larcovi y Comsa. Las excavaciones arqueológicas descubrieron restos de lagares del siglo XVIII cuyo futuro hubo que analizar y el desmontaje de los edificios del siglo XVI, los que están a punto de convertirse en hotel, se llevó a cabo no sin protestas. El replanteamiento de la intervención produjo un paréntesis de duración notable, de manera que las obras se retomaron ya en el 2008. Cuando el hotel, que finalmente tenía 38 habitaciones, estaba casi terminado llegaron los problemas de Comsa, que interrumpió su acción en el plan Mercaderes, pero también en otros lugares del centro histórico de la capital, como el plan Carnicerías.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate