La Rioja

Arte en el ruedo, pero sin sangre

Los recortadores hicieron las delicias  del público. ::
Los recortadores hicieron las delicias del público. :: / Miguel Herreros
  • Cientos de personas acudieron ayer a la plaza de toros para disfrutar del festejo taurino gratuito

El espectáculo taurino fue protagonista, de nuevo, de la tarde del día de San Bernabé. Tras la gran aceptación que tuvo este festejo el año pasado, el Ayuntamiento de Logroño ha vuelto a apostar por la tauromaquia.

El espectáculo, en cumplimiento del voto de San Bernabé, contó con varias destrezas del toreo. En primer lugar, el torero zaragozano Imanol Sánchez fue el encargado de realizar la exhibición de lidia con un novillo de la ganadería riojana Toropasión. Lo más destacado fue que nada en la tarde de ayer propició el sufrimiento físico del animal, ya que ni se pusieron banderillas ni hubo picadores ni se llegó al momento de la muerte. La parte fuerte de la tarde, y la que la plaza más esperaba, fue la demostración de arte y maña de los recortadores de la empresa Toropasión.

Al ritmo de las charangas y los aplausos del público, los hábiles recortadores amenizaron el ruedo con un sinfín de quiebros, recortes y saltos espectaculares. Los protagonistas de la exhibición fueron Jonatan Estébanez -bicampeón de España-, David Ramírez -ganador en las Ventas-, Paquito Murillo -mejor saltador de España-, y los riojano Héctor Pascual y Sergio Urruticoechea. El único susto de la tarde fue la cogida de uno de los recortadores, aunque rápidamente se levantó de la arena como si nada hubiera pasado.

Como broche final de la tarde taurina, y con la participación de los más valientes, hubo suelta de vaquillas, en la que los aficionados riojanos corrieron de lo lindo para no sufrir ninguna cogida.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate