La Rioja

Ofrenda a San Bernabé con olor a flores

  • La alcaldesa recordó la lección de «resistencia, unidad y sacrificio» de nuestros antepasados y animó a seguir su ejemplo

  • Las distintas asociaciones de la ciudad 'tejieron' con sus cestas y ramos una bonita estampa cromática

Niños, peñas, Vendimiadores, organizaciones sociales, deportivas, casa regionales, grupos de danzas, asociaciones vecinales... homenajearon ayer a San Bernabé en la tradicional acto de Ofrenda de Flores y Evocación Histórica de la Ciudad en El Revellín. La alcaldesa, Cuca Gamarra, recibió previamente a los niños representantes de la ciudad en el Ayuntamiento y, en comitiva, iniciaron un desfile que terminó en La Redonda para celebrar la víspera del Sitio de Logroño. Desde allí, el cortejo, que estuvo respaldado por cientos de logroñeses a lo largo de Portales, se dirigió hacia la muralla, que terminó convirtiéndose en un frondoso 'jardín floral', que se podrá admirar durante esta mañana cuando el mismo escenario dé el relevo al Reparto del Pez.

A las ocho de la tarde, cuando el termómetro marcaba 33 grados, hacía su aparición en El Revellín la Agrupación Musical de Logroño al son del himno de la Cofradía de San Bernabé. Una alegre y animada marcha escrita por José Javier García Yanguas, que elevó el tono festivo del acto. Pronto se le unieron los aires musicales de dulzaina, marcado por el ritmo de los distintos grupos de danza. Le seguían las autoridades municipales, encabezadas por Cuca Gamarra, quien más tarde intervino para ensalzar «a los ciudadanos anónimos que hicieron grande a Logroño y cuya herencia -dijo- no es sino una fuente de inspiración en la que detenernos para hacer frente a cualquier adversidad» Y, tras ellos, una dilatada comitiva portadores de centros florales, cestas y ramos para honrar al santo. En estricto orden fueron depositando sus ofrendas junto a la muralla y a los pies de la imagen de San Bernabé, al que se podía ver liberado de la urna que en los últimos años le protegió de la lluvia. Poco a poco se fue 'tejiendo' una bonita estampa cromática

El acto, que contó con la presencia del presidente de La Rioja, José Ignacio Ceniceros, terminó con la intervención de la alcaldesa, quien recordó «la lección magistral de resistencia, de unidad, de sacrificio y de lucha de nuestros antepasados por unas convicciones que debemos recordar y rememorar siempre» y animó a los riojanos a seguir su ejemplo frente a los nuevos retos y desafíos que vienen por delante. Gamarra defendió que hoy «ser logroñés y ser riojano es la mejor manera de ser español» porque «somos mas fuertes cuanto más lo es nuestro país» y apeló «a la unidad de un pueblo y al orgullo de una ciudad» como es Logroño. Como cada año, Aires de La Rioja, Contradanza y Grupo de Danzas de Logroño, que están viviendo su año más especial, pusieron la nota de alegría y color en un acto que sirvió de paréntesis al ambiente renacentista que se vive en la ciudad estos días.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate