La Rioja

«Queremos una plataforma abierta, libre y compatible»

video

La alcaldesa, Cuca Gamarra, durante su intervención en el V Encuentro de Ciudades Inteligentes que se celebró en el Espacio Lagares. :: JUAN MARÍN

  • La plataforma de gestión logroñesa protagonizó un foro en el que la alcaldesa explicó que todas las unidades municipales estarán conectadas

  • El V Encuentro de Ciudades Inteligentes sirvió para conocer el sistema que desarrollará Indra

La ciudad inteligente «no es un capricho», señaló la alcaldesa, Cuca Gamarra, en la conferencia inaugural que ofreció ayer en el V Encuentro de Ciudades Inteligentes que se celebró en el Espacio Lagares. Allí habló de revolución tecnológica y de los desafíos globales que plantea en las ciudades han tomado la delantera. «No es sólo una revolución digital, también es un cambio de modelo económico», apuntó, para señalar que la crisis económica nos ha llevado hacia modelos más colaborativos. El tercer desafío, concretó, tiene que ver con la democracia. Y todo ¿para qué? «Para garantizar más y mejores servicios públicos», pero además hacen falta modelos sostenibles que pueden venir de la mano de la tecnología desde la gestión integrada.

«Pero la tecnología sólo es el instrumento. La inteligencia la ponen las personas y los ciudadanos», mencionó Gamarra, para quien los desafíos se han convertido en una gran oportunidad de crecimiento económico. Y, en el caso de Logroño, «el tejido social está demostrando su capacidad para aprovechar estas oportunidades de la mano de su Ayuntamiento».

Sobre la próxima incorporación de la plataforma de gestión que desarrollará Indra junto con Suma, indicó que será la «columna vertebral» a la que, en primer lugar, se sumará el 010 para luego añadir tráfico, emergencias... «Queremos que la plataforma fuera abierta, libre, integral... y que todo sea compatible. Así, su capacidad técnica tendrá estos principios de interoperatividad. La gestión será vertical, por unidades, pero a la vez horizontal porque todo estará conectado», describió la primera edil para rememorar que todo esto irá ubicado en el antiguo edificio de Químicas. No se olvidó de los próximos portales Smart City y Open Data que permitirán el acceso a los datos que se obtengan de forma abierta y segura, de manera que puedan resultar útiles para la puesta en marcha de nuevas iniciativas. Todo ello irá acompañado de una «apuesta fuerte por la formación», avanzó para concluir diciendo que «las ciudades han decidido aprovechar el desafío de este movimiento global».

Poco antes de la intervención de Gamarra, el director general de Nueva Rioja, Javier Doval, recordaba algunas de las definiciones utilizadas para las ciudades inteligentes para fijarse en que ha de tener en cuenta a los ciudadanos y también que más allá de conceptos abstractos, al final habrá que hablar de agilidad en los trámites, de control del consumo de gas y electricidad, de la rápida coordinación de servicios... Sobre el modelo logroñés, adelantó que «salimos a ganar por goleada».

Las experiencias concretas

A lo largo de la mañana de trabajo, en el espacio Lagares se escucharon, además, los planes de los responsables de Indra para la capital, con su plataforma modelo 'Sofía 2' que tendrá sus capacidades básicas en marcha en cuatro o cinco meses para ir, tras una prueba piloto, a instalar las avanzadas. A ella se unirá primero el 010 y luego otros servicios, desde la iluminación a las emergencias.

Pero después se conocieron las experiencias de varias empresas 'verticales', es decir, de las que prestan los servicios, esta vez relacionadas con el campo de la iluminación y que desarrollan proyectos innovadores.

En todos los casos coincidieron en las posibilidades de la red eléctrica, dada su expansión a lo largo y ancho de las ciudades, para poder llevar otros servicios e incluso se planteó la posibilidad de usar los armarios de servicios que se encuentran en distintos parques y plazas para dispensar desde allí desde recargas de vehículos eléctricos a alquiler de bicis, sensores, wifi o carteles digitales. El ahorro en la factura eléctrica fue otro asunto de los que se abordó, dado que se puede mejorar sensiblemente con la aplicación de tecnología.

Por fin, se pudo conocer la experiencia de las empresas locales Suma, que va a participar con Indra en la plataforma logroñesa, en concreto en asuntos como las quejas y reclamaciones, las averías que han de solucionarse en 72 horas... y la de JIG, que, a través del servicio de información municipal y de la aplicación de su propia creación 'logroño.es' puede recabar datos que quizá puedan resultar de utilidad para distintos emprendedores. De ahí el interés en ponerlos a disposición de la ciudadanía.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate