La Rioja

El presidente de la Asociación Gitana pide perdón

El presidente de la Asociación de Promoción Gitana, Enrique Jiménez Gabarri, pidió ayer perdón al profesor y a su familia tras las acusaciones de abusos sexuales contra una alumna. «La única intención de la familia y de la asociación era proteger a una niña de cuatro años», se justificó ante los periodistas durante la entrega de premios Gran Reserva y Fuera de Denominación que concede la Asociación de la Prensa de La Rioja, en los que estaba nominado por no facilitar la labor de los periodistas.

Reconoció que, como asociación, «no se hicieron las cosas bien», aunque aseguró que él actuó con buena fe. «A toro pasado, es muy fácil opinar», dijo comprensivo con que el profesor se haya sentido en algún momento dolido, «porque la situación era muy complicada para él, pero también lo era para todos los demás». Además, el presidente de la Asociación de Promoción Gitana, que convocó en marzo una concentración en la puerta del colegio de padres de etnia gitana, puntualizó, que al igual que en su día manifestó que «tiraba para adelante» con la denuncia de presuntos abusos por el bien de la menor, ahora «no le queda otra» que aceptar la decisión judicial.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate