La Rioja

Los aplausos se repitieron con fuerza

Padres de alumnos del colegio La Enseñanza aplauden a los profesores a la salida de clase . :: Díaz Uriel
Padres de alumnos del colegio La Enseñanza aplauden a los profesores a la salida de clase . :: Díaz Uriel
  • Las familias mostraron su apoyo y cercanía a los profesores de Infantil en la salida de clase

Los aplausos volvieron a repetirse ayer con fuerza por la mañana y por la tarde en las puertas de La Enseñanza, donde colgaba un cartel en el que se podía leer un escueto 'Muchas Gracias' en señal de agradecimiento por el apoyo inquebrantable durante los dos últimos meses. Unas mil personas se concentraron a la una y a las cinco de la tarde de ayer, horas de la salida de clase, para mostrar de nuevo su apoyo a los profesores de Infantil y compañeros del profesor denunciado en un gesto espontáneo que ya llevaron a cabo cuando saltó el caso en marzo como muestra de una unidad sin fisuras.

Padres, madres y abuelos irrumpieron en fuertes aplausos cada vez que un docente acompañaba como cada día a sus alumnos por las escaleras hasta avenida de la Constitución para ser recogidos por sus familias. Algunos de ellos quisieron mostrar su apoyo acercándose hasta la misma puerta, para expresar personalmente su alegría por el final de «la pesadilla», que ha terminado por involucrar a toda la comunidad educativa, que ha cerrado filas en torno al profesor.

«Sólo podemos mostrar nuestro agradecimiento sin fin y en mayúsculas a las familias, ya que su apoyo inquebrantable desde el principio está siendo clave para nosotros y para él», señalaba uno de los profesores en referencia a su compañero del que dijo que vuelve muy reconfortado por este respaldo. «Pese al palo, se siente muy ilusionado con su regreso». Los aplausos más fuertes llegaron por parte de los padres que tienen como tutor al profesores implicado y, aunque satisfechos, consideraban que se le había hecho mucho daño inútilmente.

«Es como un folio arrugado, que si lo quieres alisar, ya nunca va a quedar como al principio», comentaba a modo de ejemplo una de las madres, preocupada por los daños colaterales, que, a su juicio, ya no tendrán reparación.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate