La Rioja

:: L. R.
:: L. R.

Un nuevo paso hacia la igualdad

  • Colegios, teatros, organismos públicos y asociaciones de Logroño han recibido una guía con las pautas a seguir

  • El Ayuntamiento insta a los organizadores de eventos a tener en cuenta las necesidades de las personas con discapacidad

logroño. El Ayuntamiento de Logroño acaba de editar, en colaboración con el CERMI-La Rioja, el manual 'Accesibilidad en la organización de eventos' con el que se pretende adecuar el protocolo a los a los cambios que implican la plena participación de las personas con discapacidad. La guía, que ha sido remitida a colegios, teatros y, en general, a todos los movimientos asociativos y organismos públicos de la ciudad, parte del hecho de que los diferentes tipos de usuarios presentan características diferenciadas y de que son muchos aún los actos públicos de la ciudad que están lejos de ser accesibles, más allá de las limitaciones físicas.

Por ello se vio la necesidad de realizar esta guía, un libreto muy esquematizado y práctico, en el que se abordan todas las necesidades que deben tenerse en cuenta, desde los aspectos relativos a la comunicación y el trato, a la presencia de intérpretes, la climatización, iluminación, tipo de pavimento, etc. Son nociones básicas para locales cerrados y abiertos, así como para determinados eventos (exposiciones, salas de congresos...).

Entre ellas, se incide por ejemplo en la necesidad de tener en cuenta a aquellos visitantes usuarios de silla de ruedas facilitando su integración en el bloque de butacas (con posibilidad de asiento contiguo para un acompañante), a los que tienen problemas de audición o visión con copias adicionales de las ponencias adaptadas, o a las personas de talla baja talla, para las que el mobiliario instalado debe ser el adecuado. Además, se plantea contemplar las rampas de acceso, los sillones desmontables, la anchura suficiente de los pasillos o las instalaciones accesibles. Se insiste también en evitar, en lo posible, la existencia de cables sueltos o papeleras en líneas de desplazamiento y se considera conveniente utilizar en las presentaciones letra grande tamaño 24 en texto, todo el mayúsculas, y leer todos los encabezados en voz alta y describir los dibujos y gráficos.

Con la guía se pretende asimismo solventar las lagunas existentes en eventos o actos en los que no se sabe cómo tratar a los usuarios discapacitados, a veces con un lenguaje inapropiado e, incluso, mostrando miedo a lo desconocido o un excesivo paternalismo. Por ello, se ha incorporado una tabla con los términos que no deben y sí deben emplearse. Según este listado, el término discapacitado debe sustituirse por persona con discapacidad, asistido por usuario, centro asistencial por centro de atención, internamiento por persona que ingresa en ..., sillita o carrito por silla de ruedas, andador... Son en total 16 recomendaciones para la utilización de un lenguaje correcto, que sin duda tienen su importancia para las 9.982 personas con discapacidad que viven en Logroño, según los datos de Salud y Servicios Sociales.