La Rioja
Cambia denuncia que la empresa que gestiona el transporte sanitario carece aún de la licencia municipal

Cambia denuncia que la empresa que gestiona el transporte sanitario carece aún de la licencia municipal

  • Peña acusa al Consistorio de «hacer la vista gorda» con Ferrovial Servicios, que no tiene permiso de primera ocupación en su nave de La Portalada pese a operar desde el 1 de abril

logroño. El portavoz del Grupo Municipal Cambia Logroño, Gonzalo Peña, denunció ayer que Ferrovial Servicios, la nueva empresa adjudicataria del servicio de transporte sanitario para La Rioja, empezó a trabajar el 1 de abril aunque no dispone todavía del pertinente permiso municipal para desarrollar su actividad. Según Peña, la firma «se ha saltado todos los pasos requeridos» ya que acometió una remodelación en las instalaciones de que dispone en el polígono La Portalada sin solicitar la licencia ambiental y la de obras previas para, una vez certificado por los funcionarios que el procedimiento se ha ajustado a lo solicitado, recibir la de primera ocupación obligada para emprender cualquier negocio.

De acuerdo con los datos aportados por el concejal, ratificados luego por el Ayuntamiento de Logroño, la compañía no presentó conjuntamente la licencia ambiental y la de obra hasta el 31 de marzo pese a iniciar su labor un día después. Teniendo en cuenta que se contemplan veinte días de exposición pública y luego los técnicos deben valorar si se cumplen todos los requisitos, Peña calculó que Ferrovial Servicios no tendrá toda la documentación en regla hasta dentro de unos dos meses.

Para el portavoz de Cambia Logroño, la coyuntura constituye un «agravio comparativo» con el resto de los vecinos «que para ejecutar cualquier obra en su vivienda o abrir un comercio precisan presentar todas las licencias». Además, siempre según su información, el concejal de Desarrollo Urbano, Pedro Sáez Rojo, es consciente desde hace tiempo de esta situación. «Lo sabe y, en vez de abrir un expediente sancionador, ha hecho la vista gorda», censuró.

Fuentes del Gobierno municipal se limitaron a negar que Sáez Rojo fuera conocedor hasta ahora del caso y explicaron que el procedimiento «está siguiendo el trámite habitual». «Sólo intervienen los técnicos», apostillaron para remitir a la Consejería de Salud como promotora de un contrato que asciende a 26,9 millones de euros por cuatro años. El departamento de María Martín indicó, por su parte, que se trata de un tema «estrictamente municipal» que atañe al Consistorio, mientras Ferrovial Servicios declinó hacer comentarios.

Junto a Peña compareció José Miguel Baños, quien en representación de Marea Blanca denunció un «deterioro de la calidad del servicio prestado» con el cambio de concesionaria. Carencias que resumió en una merma de las condiciones laborales, el aumento de los tiempos de espera de los pacientes o la cantidad de técnicos que han pasado de trabajar presencialmente a estar localizados.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate