La Rioja

Nuevas viviendas y alojamientos enoturísticos reactivarán los PERI Carnicerías y Mercaderes

Solar, junto a la Plaza Martínez Zaporta, donde la empresa Aransa va a llevar a cabo su proyecto urbanístico :: miguel herreros
Solar, junto a la Plaza Martínez Zaporta, donde la empresa Aransa va a llevar a cabo su proyecto urbanístico :: miguel herreros
  • El Ayuntamiento firmará «en las próximas semanas» con Aransa y Bodegas La Emperatriz los planes para impulsar ambos espacios del Casco Antiguo

Los Planes Especiales de Reforma Interior (PERI) Mercaderes y Carnicerías, que permitirán la rehabilitación de dos manzanas en el Casco Antiguo, se reanudarán «en las próximas semanas», después de unos años de retraso por la coyuntura económica de los últimos tiempos que afectó directamente a los primeros promotores que apostaron sin éxito por 'levantar' esta zona histórica de la ciudad. Ahora otras dos empresas planean de nuevo desarrollar sus proyectos residenciales y turísticos en uno de los espacios más singulares de la ciudad como es el entorno de la Plaza Martínez Zaporta y la calle Mayor.

En la presentación de la Memoria de Actividad del Casco Antiguo, el concejal de Desarrollo Urbano Sostenible, Pedro Sáez Rojo, detalló que en Carnicerías la empresa riojana Aransa se va a hacer cargo de impulsar este Plan, muy cercano a la calle Portales, junto a la Plaza Martínez Zaporta, después de que la adjudicataria anterior «entrara en concurso de acreedores».

Inicialmente estaba previsto construir 25 viviendas, con dos plantas de garaje, trasteros y locales comerciales. La opción barajada ahora, según Sáez Rojo, pasa por construir hasta 50 viviendas e incluso se plantea que el PERI se pueda «ampliar» dado el interés de la empresa por un espacio municipal anexo vacío. «El solar es lo que quedó tras el derrumbe de una vivienda en Marqués de San Nicolás, 81, en el año 2011, al lado de Carnicerías», aclaró.

Recuperación económica

Por lo que respecta al PERI Mercaderes, la bodega Finca La Emperatriz ha adquirido el hotel de cuatro estrellas construido en Ruavieja (junto a Espacio Lagares) y todavía sin inaugurar «por la delicada situación de sus primeros propietarios». Los nuevos han comprado, asimismo, enfocado hacia el enoturismo, un bloque de apartamentos colindante que se podría sumar a los servicios del hotel, que actualmente cuenta con 30 habitaciones, según señaló el concejal de Desarrollo Urbano, para quien el interés por poner en marcha de nuevo estos dos PERI, después de tantos años, «es la prueba definitiva de que la coyuntura económica ha cambiado, consolidándose la recuperación que veníamos observando en la concesión de ayudas a la rehabilitación y la ejecución de obras de menor volumen».

Con la proyección de nuevas viviendas y alojamientos turísticos se propone ir cerrando las heridas abiertas en pleno casco histórico, sobre todo, como se refirió el edil, en lo que se refiere al céntrico solar de Carnicerías (enfrente de los cines Moderno), convertido en un lugar insalubre, con problemas de inundaciones y agua estancada. «Tras unos años de paralización, vamos a ir llenando y completando espacios, vamos a dar soluciones de la mejor manera gracias a la iniciativa privada», señaló, si bien reconoció que «se irá haciendo poco a poco», de acuerdo a los nuevos tiempos.

Sáez Rojo recordó que los PERI surgieron a finales de los 90 y comienzos del 2000 como una forma de impulsar la rehabilitación: «El Ayuntamiento se hacía con suelo que luego licitaba o enajenaba para la que iniciativa privada desarrollara proyectos», rememoró el concejal de Desarrollo Urbano Sostenible.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate