La Rioja

El PSOE propone que el pleno municipal apruebe el cambio de nombre de las calles

Símbolos franquistas del antiguo Instituto Nacional de la Vivienda.
Símbolos franquistas del antiguo Instituto Nacional de la Vivienda. / L.R.
  • Díez Cámara propone aplicar la Ley de Memoria Histórica y que se decida a través de los vecinos, pero que se apruebe a través del pleno del Ayuntamiento

El concejal socialista de Logroño José Luis Díez Cámara ha propuesto hoy que el nuevo nombre de las once calles de la ciudad que quedan por cambiar en aplicación de la Ley de Memoria Histórica se decida a través de los vecinos, pero que se apruebe a través del pleno del Ayuntamiento.

Díez Cámara ha explicado, en una rueda informativa, que de esta manera "se evitan problemas de carácter jurídico", en alusión a la ciudad de Alicante, donde "el Ayuntamiento tuvo que reponer el nombre de calles franquistas por un defecto de forma al llevar a cabo su nueva denominación".

Además, a través del pleno se le da "mayor fuerza a la decisión y se exterioriza un consenso político para culminar este proceso", ya que, según ha reconocido, "después de ocho años es necesario terminar de aplicar la Ley de Memoria Histórica en Logroño".

El edil socialista ha recordado que en 2009 se creó una comisión para aplicar esta Ley y, en 2011, el pleno del Ayuntamiento logroñés aprobó el cambio de la denominación franquista de diferentes calles a través de un proceso participativo con los vecinos y comerciantes afectados.

Sin embargo, ha lamentado que, en 2015, "la Junta de Gobierno Local, con nocturnidad y alevosía, dice que, después de reunirse con determinadas asociaciones, decidió cambiar el nombre propuesto en un principio en determinadas calles".

Un hecho que, ha indicado, "el PSOE denunció por no invitar a todos los grupos a esa reunión y porque no hay constancia real de que existiera esa participación vecinal que se prometió".

Para continuar con el cambio de denominación de las once calles que quedan pendientes, Díaz Cámara ha destacado que "puede llevarse a cabo de manera tranquila y ordenada", ya que "se ha demostrado que poner un nuevo nombre a las calles es posible y no implica un gran gasto económica".

Ha insistido en que es "absolutamente necesario culminar el proceso en esta legislatura" y ha planteado que el nombre de las calles que quedan por cambiar lo propongan los vecinos a través de "encuentros ciudadanos abiertos", como el que se llevó a cabo en el barrio de Madre de Dios.

A través de esta iniciativa, ha detallado que se recibieron 21 propuestas y finalmente se propuso el nombre de "8 de marzo" en sustitución de la calle "Defensores de Villareal"; "Ateneo Riojano" en lugar de "General Primo de Rivera" y "Alcalde Emilio Francés" para sustituir la denominación de la vía "Teniente General Santos Ascarza".

Por otra parte, el edil socialista ha solicitado eliminar las placas con símbolos de la dictadura de Franco que "aún perviven en las fachas de distintos edificios" y la "necesidad de erigir un memorial a las víctimas de la Guerra Civil y el franquismo".

A través de estos "gestos", ha añadido, "las generaciones futuras comprobarán que en Logroño sí que se lucha por eliminar determinada simbología y se homenajea a las víctimas de la Guerra Civil".

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate