La Rioja

Los escolares abren la primavera con la tradicional plantación de árboles en La Grajera

video

Los niños, parte activa de la plantación de árboles en el entorno de La Grajera como celebración del Día del Árbol. / AYTO. LOGROÑO

  • Los alumnos de Primaria del colegio Bretón de los Herreros han plantado 200 árboles autóctonos, entre encinas y pino carrasco

Más de un centenar de escolares logroñeses, de 1º y 2º de Primaria del colegio Bretón de los Herreros de Logroño, han participado este martes en la tradicional plantación de árboles de La Grajera, coincidiendo con el Día del Árbol y con el inicio de la primavera.

La alcaldesa de Logroño, Cuca Gamarra, ha compartido con los alumnos esta actividad de concienciación medioambiental que se repite anualmente por estas fechas.

En este acto, los niños han plantado 200 árboles autóctonos, entre encinas (quercus ilex) y pino carrasco (pinus halepensis), a los que han adjuntado un papel con su nombre para intensificar la relación de los niños con el parque de La Grajera, el principal pulmón verde de la ciudad de Logroño.

Cuca Gamarra ha subrayado la importancia que tiene el programa municipal de educación ambiental "para reforzar la formación de los escolares logroñeses y su incidencia en una sociedad más justa, responsable y sostenible", informa Europa Press.

"Iniciativas de este tipo en colaboración con los colegios -ha señalado- consolidan nuestros esfuerzos para que Logroño se reafirme como una ciudad con un importante patrimonio natural, que aprovecha de forma sostenible sus recursos y que respeta y protege su naturaleza", ha dicho la primera edil.

Programa de educación ambiental

Esta actividad se enmarca en el programa municipal de Educación Ambiental, que durante todo el año tiene por objeto "crear conciencia sobre el medio ambiente y sus problemas y proporcionar conocimientos y mejorar actitudes para una población comprometida con la protección del medio ambiente".

Según la memoria de Medio Ambiente de 2016, la ciudad cuenta con unos 43.000 árboles, sin contar los parques forestales y áreas naturalizadas, lo que supone 1 árbol por cada 3,5 habitantes. De estos árboles, casi la mitad corresponden a arbolado viario y el resto está distribuido por los parques y jardines de la ciudad.

En conjunto, Logroño tiene 5,5 millones de metros cuadrados de zona verde: 1,5 de césped y el resto de zona forestal. Esto significa una ratio de 36,66 metros cuadrados de zona verde por habitante, una cifra muy similar a la de los dos años anteriores y muy superior al de las últimas décadas ya que en el año 2000, por ejemplo, ese porcentaje era de 13,8 metros cuadrados de zona verde por habitante.