La Rioja

Comercios exteriores del Mercado de San Blas piden una reunión con Gamarra

video

Uno de los negocios adosados en el exterior del Mercado de San Blas. / L.R.

  • La plataforma de comerciantes censura que Mercasa no se haya puesto en contacto con ellos y piden información para «poder aclarar el futuro de nuestros contratos de arrendamiento»

Los comerciantes de los locales exteriores del Mercado de San Blas de Logroño, unidos como "plataforma de afectados", han solicitado hoy una reunión con la alcaldesa de la ciudad, Concepción Gamarra, para conocer los proyectos de futuro para sus locales.

La portavoz de la plataforma, María Pilar Domingo, acompañada del comerciante José Ignacio Martínez, ha explicado, en rueda informativa, que sienten "preocupación por la situación futura de estos locales" tras el estudio de reforma elaborado por la empresa pública Mercasa "al que no hemos tenido acceso", ha dicho.

No obstante, ha precisado, conocen que dicho estudio "recomienda que se reorganice toda la actividad de comercio de producto fresco en la planta baja, tanto dentro como fuera del mercado".

Según ha asegurado "la mayoría de locales situados en el exterior del mercado no comerciamos con productos frescos", lo que les ha proporcionado "preocupación sobre los derechos adquiridos con nuestros respectivos contratos de arrendamiento".

Estos locales, ha añadido, pertenecen al Ayuntamiento de Logroño y cada comerciante tiene un plazo distinto de vencimiento de contrato e incluso algunos "acaban de hacer frente a un traspaso de negocio", mientras que los puestos del interior del mercado tienen una concesión que finaliza a finales del año 2021.

Domingo ha lamentado que hayan conocido el proyecto de remodelación de la Plaza de Abastos de Logroño "por los medios de comunicación" y "en ningún momento Mercasa nos haya solicitado opinión ni nos ha presentado las conclusiones".

Por ello, los diecisiete locales situados en el exterior del mercado, que no se dedican a la venta de productos frescos, solicitaron el pasado 15 de marzo una reunión con la alcaldesa, el concejal de Comercio, técnicos de la empresa Mercasa y de la unidad de Comercio del Ayuntamiento para "poder aclarar el futuro de nuestros contratos de arrendamiento", según ha detallado.

Respecto a la participación económica de la remodelación, también ha pedido información sobre qué parte corresponderá a los concesionarios y titulares de arrendamientos, así como el desarrollo del posible plan futuro, si será a través de concesiones individuales o una colectiva con la totalidad de los puestos.

En lo relativo a las obras de adecuación y mantenimiento de la estructura del mercado, Domingo ha asegurado que les inquieta cómo será la reorganización de los puestos de planta baja y los locales exteriores, las obras de la primera y segunda altura y la creación de nuevos puestos con el mantenimiento de la actividad.

Por su parte, Martínez ha reconocido que el mercado municipal de San Blas "necesita una reforma" aunque no cree que sea la que propone Mercasa, sino una propuesta que incluya "una oferta variada que compagine el producto fresco con otros distintos" porque "el comercio ubicado en el exterior funciona bien".

También ha recomendado "estudiar cómo debe hacerse un correcto abastecimiento de productos a los puestos del interior del mercado", ya que la Plaza de Abastos está situada entre pequeñas calles peatonales que "incomodan el acceso a los peatones y repercute en nuestros negocios".

Los diecisiete comerciantes ubicados en el exterior del Mercado de San Blas que se han unido como plataforma de afectados desarrollan diversas actividades relacionadas con la moda, especias, mercería, cerrajería, prensa, perfumería, deportes y golosinas.

Temas

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate