La Rioja

Una de las pasadas visitas al parking por las deficiencias. :: díaz uriel
Una de las pasadas visitas al parking por las deficiencias. :: díaz uriel

Los cesionarios de Albia de Castro irán a los tribunales por las cuotas «abusivas»

  • La asociación, que ya ha reclamado al Consistorio por las deficiencias del parking, emprenderá ahora acciones legales contra la adjudicataria

El parking de Albia Castro, como antes sucedió con otros del centro de Logroño, ha llegado a los tribunales para quedarse. La asociación de cesionarios, después de que el año pasado iniciase ante la Justicia una 'reclamación patrimonial' contra el Ayuntamiento de Logroño por las deficiencias del subterráneo, emprenderá ahora acciones legales contra la adjudicataria ante unas cuotas de mantenimiento que considera «abusivas».

Los problemas del aparcamiento, en esencia, no son diferentes a los sufridos por los cesionarios de las plazas en otros parkings como Gran Vía o Jorge Vigón -por citar sólo los más recientes que también acabaron en manos de un juez-. Y es que, a los defectos y desperfectos en la construcción reiteradamente denunciados -goteras, filtraciones y humedades-, se unen unas cuotas mensuales -71 euros por trimestre- que la asociación en cuestión ni comparte ni encuentra justificadas en modo alguno.

«Nos cobran por un servicio que no se está dando incluyendo facturas infladísimas y gastos no imputables a lo que podría considerarse el mantenimiento ordinario de un garaje de estas características», explican desde la asociación, que se hizo con las cuentas tras una doble reclamación judicial «observando conceptos y cuantías que no nos cuadraban y que entendemos que no nos corresponden a nosotros sin ser propietarios».

Los problemas de la dotación, en el subsuelo del entorno del polideportivo Lobete construido por la UTE Sacyr-Ceosa, no son nuevos. Ya en el 2011 los adjudicatarios remitieron a la Administración local un informe de desperfectos para que instase a la constructora a su arreglo. Una reparación que se visibiliza a día de hoy en un sistema de chapas para la recogida del agua -y cuyo mantenimiento, denuncian, está incluido en las cuotas trimestrales- que no han dado el resultado esperado tal y como ellos advertían pese a los argumentos municipales.

«Los problemas van a más, y a la espera de que los tribunales resuelvan -el Ayuntamiento es titular del parking e interviniente en su construcción, de ahí que haya sido demandado-, no estamos dispuestos a correr con unos gastos que ni Sacyr ni Ceosa, que cobran 3.500 euros mensuales en concepto de administración, justifican debidamente», concluyen.

Desde la citada asociación de cesionarios se ha contratado a un asesor-economista para que elabore un informe sobre cuáles serían los gastos imputables a los cesionarios y acudir a los tribunales ante lo que consideran una cuota abusiva -excesiva- «y que no se sostiene».