La Rioja

Logroño tendrá un plan de seguridad vial para reducir los atropellos

A la izquierda del salón de plenos, ocupado por los grupos municipales del PP y de Ciudadanos. :: jonathan herreros
A la izquierda del salón de plenos, ocupado por los grupos municipales del PP y de Ciudadanos. :: jonathan herreros
  • Las mociones presentadas en el pleno de ayer por Ciudadanos y el PSOE pedían adoptar medidas «de forma urgente»

El Ayuntamiento impulsará un plan de seguridad vial para intentar reducir el número de atropellos de peatones en la ciudad. El pleno municipal acordó ayer por unanimidad su aprobación tras la moción presentada por C's en la que instaba a realizar medidas de «forma urgente» y de acuerdo a un programa pormenorizado que incluya hábitos de movilidad y la evaluación de los accidentes, según tipo, día, hora y mes y su localización. En la misma sesión también se aprobó la moción presentada por el PSOE, que solicitaba la implantación de medidas que fuercen la seguridad vial, aunque en este caso con la abstención del PP, para quien, según su concejal Miguel Sainz, no no se puede pedir urgencias para «cosas que ya se están haciendo».

El portavoz de Ciudadanos, Julián San Martín, aunque desde el Ayuntamiento se está trabajando, insistió sin embargo en que de momento solo son parches y remedios parciales a «un problema grave»: «Tenemos un atropello cada tres días, 12 en lo que llevamos de año». Una situación, dijo, que atribuyó a los conductores y que, en su opinión, «no se puede consentir», indicó al tiempo que mostró su queja por la dificultad para obtener datos, «porque tenemos sistemas de gestión obsoletos, no protocolizados y consecuentemente se retrasan». San Martín criticó que el Equipo de Gobierno «no sigue el PMUS, no tiene un plan» y «lo cierto es que su plan es tener una ciudad para los coches».

Por su parte, el concejal del PSOE, Vicente Ruiz, pidió, por ejemplo, la convocatoria urgente de la comisión de seguimiento del PMUS (Plan de Movilidad Urbana Sostenible) para analizar las cifras de siniestralidad de 2016. A su juicio, los 1.563 accidentes registrados durante el año pasado, así como los 127 atropellos, son el «síntoma de que algo está pasando en la ciudad e igual lo que hay que hacer es un foro en el que se debata y analice lo que está pasando».

Por parte del Grupo Municipal Popular, Francisco Iglesias, desaprobó las palabras de la oposición porque «no son justas ni veraces» y aportó otros datos para concluir que el problema de la siniestralidad «no crece». «Hablan de un Logroño caótico, pero en el 2011 hubo 150 atropellos y en el 2016 fueron 127. Cualquier atropello es importante, pero son 23 menos», señaló. José Manuel Zúñiga, de Cambia, lamentó que no se aceptara a propuesta de su formación en los presupuestos una partida de 470.000 euros para el PMUS (Plan de Movilidad Urbana Sostenible): «Seguramente la siniestralidad sería otra». También, Rubén Antoñanzas, del PR+, criticó al Ayuntamiento por no saber utilizar este plan de movilidad, a pesar de que «gran parte de las soluciones a los problemas están en ese documento».