La Rioja

Los técnicos valoran el derribo del resto de la estructura del inmueble

Habrá que replantearse la ejecución del proyecto y valorar el derribo del resto de la estructura. Así lo adelantaba el Ayuntamiento en pleno trabajo de los técnicos. «Se trata de muros muy antiguos, de muchos tipos de fábrica (ladrillo, piedra...), un poco descompuestos... con un zunchado metálico de seguridad que no tiene por qué dar problemas. El edificio se había vaciado y la excavación interior se estaba haciendo a base de pequeños bataches que estaban terminados todos, y justo en el último que era el de salida de camiones... Difícil de explicar, porque hay que analizarlo, pero ha sido en ese último corte cuando se ha desestabilizado todo el conjunto viniéndose abajo la esquina noreste. Gracias a Dios no le ha pasado nada a nadie; lo demás tiene solución». El director general de Arquitectura del Ayuntamiento de Logroño, Rafael Alcoceba, explicaba lo ocurrido a Diario LA RIOJA a pie de obra. Casualidades del destino hicieron coincidir prácticamente una de sus visitas -el proyecto es municipal, así como la dirección- con el suceso. «Todo estaba técnicamente planificado para que no pasase, pero hay circunstancias de obra que muchas veces son difíciles de explicar. Ahora es momento del correspondiente análisis», añadía el arquitecto municipal mientras ponía de manifiesto que del inmueble «únicamente se conservaban los muros y los que se han venido abajo presentan restos de mortero que ya eran pura arena». Toca, según dice, estudiar posibles soluciones dadas las circunstancias y hacer el obligatorio reformado. «Propondré un paro parcial y alternativas que, evidentemente, retrasarán el proyecto», concluyó.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate