La Rioja

Una charca acecha Montesoria

Riachuelo que emana de la acequia de riego y que se va aproximando a las viviendas de la zona de Montesoria. :: m. r.
Riachuelo que emana de la acequia de riego y que se va aproximando a las viviendas de la zona de Montesoria. :: m. r.
  • Los vecinos de la urbanización logroñesa critican que aguas que llegan a una acequia se desbordan y dejan mal olor

A las viviendas de la zona de Montesoria se acerca acechante un 'riachuelo'. Pestilente, para más señas. Eso es lo que denuncian los residentes en este área de Logroño que muestran su inquietud porque el 'arroyo' no deja de crecer. «Está todo encharcado», aseguran. Detallan que el agua se desparrama por la zona en la que Avenida Juan Carlos I, en la jurisdicción de Lardero, debería entroncar con Avenida de la Sierra, ya en Logroño, pero que lleva años y años pendiente de un enlace urbano.

El presidente de la Asociación de Vecinos de Montesoria, Miguel Rioja, explica que, según han podido conocer, en ese entorno «confluyen las aguas pluviales y fecales del sector R-1 de Lardero». Indica que el Ayuntamiento de esta localidad les ha comentado que, tras realizar una obra en esa zona, se han separado sendos tipos de aguas y que ahora las fecales se evacúan por medio de un bombeo hacia el colector y las pluviales se vierten a una antigua acequia para riego, ya en término de Logroño. «El problema es que esas acequias hace muchos años que ya no se usan porque este área ha dejado de acoger fincas de cultivo y, como están sucias, ese río se desborda», apunta Rioja.

Mosquitos

El presidente de la Asociación de Vecinos de Montesoria expone que ahora cuentan con el trastorno de un riachuelo con «mal olor» que crece ante sus viviendas, pero teme que en verano esta zona llena de humedad se convierta además en un «foco de mosquitos».

Y es que Rioja duda, como así asevera que se lo transmitieron en el Consistorio de Lardero, de que las aguas que emanan sean las provenientes de la lluvia. «No estamos de acuerdo, porque estos días no ha llovido y sigue saliendo agua. Y por la noche deja de manar, no así durante el día», sostiene.

Una charca acecha Montesoria

Esto lleva a pensar al portavoz de los residentes en este entorno que «se trata de aguas fecales». «Tienen que venir de las casas», insiste. De ahí que los vecinos exijan una solución inmediata a esta situación que afecta a este área limítrofe entre Logroño y Lardero.

Por su parte, el alcalde larderano, Juan Antonio Elguea, admite que «existía un problema con una tubería de desagüe de Avenida Juan Carlos I que estaba mal conectada al colector», y que parte de las aguas que conducía acaban en una acequia.

Elguea indica que su Ayuntamiento reparó dicha canalización hace un mes para que dejaran de producirse esos desembalses de pluviales y fecales en el conducto de riego. Asimismo, añade que localizaron a los propietarios de los tramos de acequia situados en término de Lardero y que éstos se limpiaron.

Pero las secciones de canal de riego que continúan embebidas por la vegetación corresponden a Logroño, según manifiestan los mismos residentes en el entorno.

Diario LA RIOJA preguntó por esta situación que afecta a Montesoria al Consistorio de Logroño, pero no obtuvo una respuesta.