La Rioja

Ausencia injustificada

Durante estos pasados días festivos se ha producido una anomalía en un servicio como es el de los taxis, que quedaban fuera del mismo al mediodía hasta las cuatro de la tarde. En consecuencia en ese espacio de tiempo nadie podía romperse una pierna, sufrir una lipotimia o ponerse de parto. Menos mal que no tienen el mismo criterio los servicios de urgencia en los hospitales, los farmacéuticos, los bomberos y los encargados del orden público. Ahí tienen tela para cortar nuestros ediles entre inauguración e inauguración.